Acampe de trabajadores estatales frente a la Legislatura de la Provincia

Organizaciones sociales y políticas acampan frente a la Legislatura de la Provincia para repudiar el Presupuesto que envió María Eugenia Vidal al Senado provincial,

La gobernadora María Eugenia Vidal presentó un Presupuesto que prevé gastos por 929 mil millones de pesos, un déficit de 40 mil millones y un aumento del Impuesto Inmobiliario del 38 por ciento. Con el objetivo de repudiar la iniciativa, agrupaciones sociales y políticas acampan frente a la Legislatura de Buenos Aires. “Es un presupuesto de ajuste”, advierten.

“Todavía no tenemos el borrador del Presupuesto, pero será de ajuste porque está fuertemente condicionado por la media sanción del presupuesto nacional. La provincia de Buenos Aires, para empezar a debatir su presupuesto, va a tener $ 57.000M menos que los que iba a tener para poder planear los gastos del 2019”, aseveró Oscar de Isasi, titular de ATE Provincia.

Además, agregó: “Es más recursos que lo que genera el fondo del Conurbano para la provincia. Además, María Eugenia Vidal firmó el pacto fiscal, que dice que hay que reducir el déficit hasta el 2021, por lo que también habrá un ajuste local que reducirá las partidas sociales. Nada hace pensar que Vidal cambie la ecuación del presupuesto de ajuste que viene llevando adelante desde que asumió”.

En ese sentido, durante una comunicación telefónica con el programa radial conducido por el periodista Gustavo Sylvestre, el referente gremial sostuvo que se trata de un “Presupuesto de ajuste”. “Ayer movilizamos más de 30 mil compañeros de treinta organizaciones. A lo largo de esta semana haremos un acampe temático planteando diferentes alternativas”, anunció.

El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, presentó ayer el proyecto de Ley de Presupuesto 2019, el cual prevé un aumento del 38 % en el impuesto inmobiliario, tanto en el urbano como el rural. “Para continuar corrigiendo la distorsión generada después de 12 años de inflación alta en los que no se actualizó el valor fiscal de los inmuebles, vamos a aumentar un 38 % el impuesto inmobiliario urbano y rural”, explicaron desde el Gobierno, al presentar el proyecto.