«Agarramos más de 20 menores, pero la Justicia los largó inmediatamente»

El intento de asalto de un menor de edad a la periodista Sandra Borghi volvió a poner en el centro de la escena el rol de la policía y la Justicia.

El subsecretario de Seguridad de la Ciudad, Juan Pablo Arenaza, se refirió al asalto que sufrió la periodista Sandra Borghi, cuando un menor de edad le abrió la puerta del taxi en el que viajaba para sustraerle sus pertenecías y otro grupo de chicos agredió a los conductores y transeúntes tirándoles piedras. Según los expertos, se trata de un robo con la modalidad “piraña”, una táctica brasilera que llegó al país para quedarse.

“La 9 de julio es uno de los lugares donde circula más gente en la Ciudad de Buenos Aires. Tenemos operativos constantemente de patrullajes, de policías caminando, patrullando el Metrobus. En los últimos meses agarramos más de 22 menores que la Justicia largó inmediatamente«, aseguró el funcionario del PRO, durante una entrevista otorgada ayer al programa radial de Jorge Lanata.

Y volvió a señalar a la Justicia como la responsable de que los ladrones queden liberados en tiempo record: “Estamos haciendo operativos especiales respecto a motochorros, agarramos 122 motochorros. Ninguno estuvo más de un día detenido. El menor que agarramos cuando estaban las cámaras de televisión, es un menor que tuvo siete entradas en la justicia y lo largaron inmediatamente”.

En tanto, aclaró que “geográficamente la 9 de Julio es una arteria muy importante”. “Lo que nosotros estamos haciendo es patrullaje, tenemos monitoreo de cámaras. Tenemos un sistema donde sabemos online dónde está el policía ubicado. El policía estaba en la esquina y se había corrido cuarenta metros. En la 9 de julio patrullan el Metrobus que es el área más compleja», indicó, sobre el episodio que sufrió Borghi.

«La legislación no desalienta que estos menores cometan delito. Hoy estaban las cámaras de televisión, estaba la policía y los menores fueron y robaron. Es una cosa de impunidad total porque saben que a las pocas horas van a salir libres. Uno de los principales robos que había en la ciudad y más violentos es el de los motochorros, estamos siendo muy efectivos con un nuevo despliegue y una nueva disposición”, advirtió.

Al ser consultado sobre cuántos robos ocurren por día tienen en la 9 de julio, dijo: “Somos cuidadosos con las cifras porque quizás hay una cantidad de personas que les roban y no denuncian. Estamos alentando a que la gente denuncie. Muchas veces los fiscales no tienen herramientas. En el caso de los limpiavidrios estamos mandando a la legislatura modificar ese tipo de delito que hoy es difícil de poner en práctica la sanción”.

“También se mandó al Congreso una reforma del Código Penal. Lo trágico es que nosotros conocemos las bandas, conocemos cómo actúan, los agarramos y los liberan. La 9 de julio es un lugar seguro para transitar. Estamos poniendo más policías en la 9 de julio, vamos a saturar más el área. Estamos poniendo un sistema de cámaras y monitoreo. Hoy en la fuerza tenemos 25 mil policías. A fin de año se van a incorporar 1900 más», concluyó.