Alberto Fernández: «En Ciudad y provincia de Buenos Aires las cosas siguen como hasta hoy»

El resto del país pasa a la fase 4 de la cuarentena a partir del lunes y hasta el 24 de mayo.

Después de 50 días de cuarentena para frenar la propagación del coronavirus, el presidente Alberto Fernández anunció que todo el país, salvo el Área Metropolitana de Buenos Aires, avanzarán hacia la siguiente fase por contar con una tasa de contagios más baja. Esto significa que los gobernadores y la mayoría de los municipios bonaerenses podrán otorgar flexibilidades mientras que en la Ciudad y el conurbano deberán solicitar permisos sector por sector.

En la Quinta de Olivos, el mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Allí, delineó la próxima etapa de este aislamiento, que comenzó el 20 de marzo y tuvo prórrogas el 31 de ese mes y el 12 y 27 de abril.

Tras aclarar que en la zona del AMBA continuará la cuarentena como hasta el momento -con algunas excepciones-, Fernández sostuvo que «en el interior del país, la habilitación de industrias y comercios está en manos de los gobernadores«.

«Estamos anexando protocolos de actividad y lo único que tendrán que verificar los gobernadores es que esos protocolos sean cumplidos y después fiscalizar que se sigan cumpliendo», explicó.

En tanto, afirmó que «hay lugares en el interior donde habitan más de 500.000 habitantes, pero que ya han logrado superar los 25 días» de duplicación de contagios.

«Vamos a ser muy rigurosos y muy meticulosos en controlar esto y si las cosas se invierten volveremos para atrás, por eso es muy importante la responsabilidad ciudadana», advirtió el jefe de Estado.