ARA San Juan: jueza descarta la hipótesis de que el submarino haya sido atacado

La magistrada Marta Yañez sostuvo que se ha dado ‘prioridad al trabajo serio’ por sobre ‘la manipulación de información’.

La jueza federal de Caleta Olivia aseguró: «No me voy a apresurar a llamar a indagatorias», en una entrevista que publica hoy el diario La Nación en el marco de la investigación por la desaparición del submarino ARA San Juan.

«Para llamar a indagatorias tengo que tener un panorama cerrado de cómo habrían sido los hechos, que me lleven a la conclusión de que hay algo para imputar», apuntó la jueza de Caleta Oliva, Marta Yañez, que investiga la desaparición del submarino a un año del incidente.

La magistrada sostuvo que se ha dado «prioridad al trabajo serio» por sobre «la manipulación de información» y remarcó que ese trámite «es reservado» con el fin de que «no sea utilizado por el poder político ni para hacer campaña».

«Es un tema que conmocionó a todos los argentinos y siento un compromiso muy grande con las familias y los camaradas de los 44 tripulantes”, subrayó. Precisó que en la causa, a la que calificó como de «megainstrucción» por la complejidad de los temas y por las circunstancias, trabajan «cuatro o cinco personas» y que ella personalmente toma los testimonios.

Asimismo, explicó que hasta ahora lleva «más de 70 testimonios, entre ellos a toda la tripulación del ARA San Juan que no embarcó, la dotación complementaria, ex comandantes del submarino, la comisión investigadora» y además se realizaron «varios allanamientos». Pero advirtió que «restan pruebas importantes» para la causa, dado que aún no está concluyó la búsqueda del submarino, encargada por el Ministerio de Defensa a la firma Ocean Infinity.

«Sería fundamental localizar la nave, o al menos tener imágenes que arrojen datos que puedan ser peritados», destacó, al tiempo que descartó la hipótesis que el submarino haya sido atacado. Por último, reconoció que «los mantenimientos» del ARA San Juan «por razones presupuestarias, no están a norma», dato que «no resulta ajeno a ningún argentino».