Australia hará que Facebook y Google paguen por el contenido de los medios por primera vez en la historia

Buscan regular las relaciones entre los gigantes que dominan Internet y los sitios periodísticos.

Australia presentó un proyecto de ley para obligar a Google y Facebook a pagar a los medios por sus contenidos, una iniciativa que los gigantes tecnológicos buscarán combatir y que sienta un precedente histórico en la protección del periodismo independiente.

El ministro australiano de Finanzas, John Frydenberg, hizo público este «código de conducta restrictivo» pensado para regir las relaciones entre los medios, en grandes dificultades financieras, y los gigantes que dominan Internet, tras 18 meses de negociaciones que no desembocaron en ningún acercamiento entre las partes.

De esta forma, Australia se convertirá en el primer país en exigirle a Facebook y Google que paguen por el contenido de las noticias brindadas por los medios de comunicación, bajo un sistema de derecho que se convertirá en ley este año.

Además de la obligación de pagar los contenidos, el código trata cuestiones como el acceso a los datos de los usuarios, la transparencia de los algoritmos y el orden de aparición de los contenidos en los flujos de información de las plataformas y los resultados de búsqueda.

«Es nada menos que el futuro del paisaje mediático australiano lo que está en juego con estos cambios», declaró Frydenberg durante una conferencia de prensa.

El ministro precisó que el proyecto de ley sería presentado al parlamento en las próximas semanas y que prevería «importantes sanciones» de cientos de millones de dólares para quienes lo infrinjan.

A largo plazo, el código se aplicará para cualquier plataforma digital que utilice contenidos provenientes de medios australianos, pero se concentrará en un primer momento en Facebook y Google, dos de las compañías más ricas y más poderosas del mundo.