Cambio climático: «No existe un plan B»

Cumbre ambiental en Polonia. Preocupación por el avance del calentamiento global.

(ANSA) – «Estamos aquí para permitir al mundo actuar juntos contra el cambio climático, todos los países deben mostrar creatividad y flexibilidad», dijo hoy el viceministro de Medio Ambiente de Polonia, Michal Kurtyka, en la apertura de la Cumbre ambiental Cop24. El encuentro tiene lugar en la ciudad del sur polaco, con auspicio de Naciones Unidas, hasta el 14 de diciembre.

«El secretario general de la ONU cuenta con nosotros, no existe un plan B», destacó Kurtyka. Mañana comenzarán las discusiones con los jefes de gobierno y ministros y los anfitriones aspiran a que los trabajos produzcan una declaración que garantice una «justa transición» ecológica desde las industrias alimentadas con fuentes fósiles hacia el camino del recorte de emisiones de gases de efecto invernadero.

Mientras tanto decenas de ambientalistas protestan en cercanías de la cumbre en el sitio de una exmina de carbón, en concordancia con el comienzo de las actividades del encuentro. Las autoridades polacas son acusadas por mantener al país dependiente del carbón, como principal fuente de la energía eléctrica. De hecho los planes actuales del gobierno de Varsovia están lejos del objetivo de neutralidad climática, de cero emisiones, proyectado para 2050, que según los científicos ayudaría a prevenir los cambios climáticos y sus efectos negativos para el planeta.

En principio la Cop24 pretende encaminar acciones concretas y compromisos asumidos básicamente en la Cop21 de París del año 2015, que fijaron el objetivo de bajar dos grados la temperatura promedio global para fines del siglo. En tanto las autoridades del «land» de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste de Alemania, con una gran cuenca industrial y minera, afirmaron que es prematuro fijar una fecha determinada para eliminar gradualmente el empleo de centrales de carbón, como piden organizaciones ambientalistas.

Según el gobernador renano Armin Laschet tal objetivo no debería formar parte de las discusiones en curso en la cumbre de Katowice. Para Laschet una eventual salida del carbón debería ser reexaminada hacia 2013, para evitar el riesgo de faltas de provisión de electricidad.

Desde Berlín apuntaban a presentar un plan de salida de Alemania del carbón en la Cop24, pero un comité de expertos sugirió tomar más tiempo para realizar nuevas evaluaciones.