Celulares: qué es la cámara frontal invisible y por qué cambiará el diseño de los smartphones

El negocio móvil se prepara para la llegada de modelos en los que la cámara para selfies no aparece a simple vista. Las marcas que prometen la innovación, que estira la tendencia “pura pantalla”.

La carrera por la “pura pantalla” que se corre en la industria móvil se prepara para recibir a nuevos participantes: ya se alistan los celulares con cámara frontal invisible. En concreto, se trata de smartphones en los que el sensor fotográfico delantero se ubica por debajo del display, propiciando un diseño más limpio, sin interrupciones en el cristal.

En los últimos meses hemos visto prototipos que mostraron esa característica y, ahora, el calendario 2020 ya tiene marcada la fecha para la aparición del primer teléfono con cámara embebida en pantalla, tal como repasaremos más adelante.

Esta tecnología abrirá paso a un nuevo lenguaje de diseño o, mejor dicho, extenderá la filosofía que ya se ha iniciado en el negocio móvil, la mencionada búsqueda de que la pantalla ocupe cada vez más espacio al frente de los dispositivos. En ese recorrido hay algunos elementos que los fabricantes fueron eliminando en forma gradual, con diversas ideas.

Los smartphones tienen marcos cada vez más delgados, en ocasiones ausentes (Foto: Vivo).

Por un lado, los celulares tienen cada vez menos marcos. De ese modo, el display se estira hasta los laterales y extremos del equipo, ofreciendo una estética mucho más refinada y un ratio (la relación entre la pantalla y el tamaño del dispositivo) en favor de la primera. Por otra parte, en los smartphones más modernos han desaparecido los botones físicos al frente.

Otra “víctima” del afán por la pura pantalla es el lector de huellas, otro componente que usualmente apareció al frente de los teléfonos. ¿Cuáles fueron las estrategias, en este caso? Algunos fabricantes lo llevaron a la cara posterior y otros pocos al lateral, posiciones que a muchos usuarios resultaron incómodas. ¡Todo sea por ganar espacio en la pantalla! Ciertas marcas, incluso, prefirieron eliminar el sensor biométrico.