¿Cómo usar una Red Privada Virtual (VPN)?

El número de personas usando redes privadas virtuales está incrementando constantemente y hay una razón por la que ello ocurre: nuestros datos son más vulnerables que nunca. Eso nos atañe a todos y nos preocupa. Frente a esta realidad, una Red Privada Virtual (o VPN) es actualmente la forma más fácil de proteger la información valiosa como tus comportamientos y tu ubicación. Además, te ayuda a dificultar el trabajo de los hackers.

Aprende cómo usar una VPN e para incrementar los niveles de seguridad en tu experiencia:

¿Cómo usar una Red Privada Virtual (VPN)?: paso a paso

1. Elegir un servicio de VPN

Independientemente si estás buscando un servicio pago o gratuito de VPN, debes buscar las mejores y más seguras opciones. Si aún no saber cuál elegir, en el sitio VPNOverview puedes encontrar las mejores opciones de VPN para cada propósito y dispositivo, junto con sus características detalladas.

2. Descargar la VPN que hayas elegido

Asegúrate de descargar la aplicación/software VPN de fuentes confiables, como Google Play Store, App Store o Microsoft Store. Si la descarga solo está disponible a través del sitio web de la VPN, asegúrate de que tu antivirus sea eficiente y esté actualizado para que pueda detectar cualquier amenaza para la seguridad del dispositivo.

3. Instalar y configurar correctamente el servidor

La mayoría de las VPN tienen interfaces de configuración intuitivas, por lo que es posible que no tengas problemas mientras realizas los pasos de instalación. Sin embargo, si surge alguna duda, hay varios foros en línea que pueden ayudarte con esta tarea, además, generalmente hay un paso a paso disponible en los sitios web de la VPN que elijas.

4. Asegurarse de que esté funcionando antes de usar Internet libremente

Después de que la VPN esté completamente configurada y supuestamente ejecutándose, debes verificar si funciona correctamente. Hay algunos sitios web en los que puedes probarlo, como IP Leak. Te indicará si tu IP real se muestra públicamente y en ella también podrás ejecutar una prueba de fuga de DNS. Una vez que hayas probado ambos y estés seguro de que tu IP real no se muestre en absoluto, puedes comenzar a usar Internet de manera más segura y libre.

Un consejo para más seguridad

Considera leer los términos de uso si utilizarás un servicio VPN para fines personales, en lugar de una VPN elegida por tu empresa para permitir el acceso remoto a su servidor. Algunas VPN, especialmente las gratuitas, recopilan tus datos y luego los venden a otras compañías. Si no lees los términos de uso, puedes estar sometido a este riesgo innecesario e indeseable. Esperamos que nuestros consejos sobre cómo usar una VPN te ayuden a hacer que tu experiencia en línea sea más cómoda y confiable.