Confirman que el 1° de diciembre volverán a hacer fotomultas en la General Paz

Las cámaras de fotomultas de la avenida General Paz, una de las vías rápidas más peligrosas de la Ciudad, volverán a encenderse el 1° de diciembre. Así lo resolvió el Gobierno porteño, que busca de esta manera reducir la cantidad de siniestros viales. En la mayor parte de la avenida, la máxima es de 80 kilómetros por hora, un límite que se vulnera y está presente en la mayoría de los choques, que provocan muertos y heridos. 

El año pasado, de los 147 muertos que hubo en la Ciudad por accidentes de tránsito, 16 perdieron la vida en la avenida que separa a la Capital de la Provincia. Por eso, la decisión se imponía por sí misma. Clarín había adelantado, basado en fuentes del Gobierno porteño, que el regreso de las cámaras era inminente en mayo, pero la decisión se postergó hasta ahora, que se pondrán en práctica.

Las fuentes explicaron que la decisión se anuncia con diez de anticipación a la implementación para dar un tiempo tiempo de aviso y concientización.  

Dónde estarán los radares

La General Paz es utilizada por más de 300.000 vehículos por día. Las fotomultas se empezaron a realizar en 2011. Pero hace dos años se dejaron de usar. Según explicaron en la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad, “las cámaras preexistentes fueron retiradas para realizar la obra de ensanche de la General Paz. Para volver a ponerlas se tuvo que firmar un convenio con la Dirección Nacional de Vialidad”.

En mayo también se explicó que «estaba pendiente una homologación», pero los equipos ya estaban colocados. «Los siniestros se dan en días y horarios de bajo flujo, lo que indica que están relacionados con excesos de velocidad», agregaron.

Las obras de ampliación y mejora de la General Paz se realizaron entre 2009 y 2015, y sufrieron distintas demoras. Incluyeron la construcción de un cuarto carril en la calzada central y el recambio de los puentes 25 de Mayo, Beiró, Lope de Vega y otros.

Según se informó, los primeros en entrar en funcionamiento serán seis radares fijos, colocados en los cruces de la General Paz con Balbín (serán dos, uno por cada sentido de circulación), Mosconi, Tapalqué (ambos en la mano al Riachuelo), Santo Tomé y Corrales (en la mano al Río de la Plata). En estas zonas, la General Paz tiene una máxima de 80 km/h, mientras que en el sector entre Panamericana y Libertador son 100 km/h.

En cuanto al valor de las infracciones, está vigente el cuadro que se aplica desde febrero.

Las multas varían según en cuánto se haya superado la máxima: Si se viola el tope en hasta 40 km/h, la sanción es de 150 Unidades Fijas, lo que a valores actuales se traduce en $ 3.210.

Si el exceso es de entre 40 km/h y 140 km/h, la multa es de 250 UF, o sea $ 5.350. La sanción se duplica si el infractor es un vehículo de transporte público.

Si se circula a más de 140 km/h, la sanción puede ir desde $ 8.560 (400 UF) hasta los $ 85.600 (4.000 UF). Esta última es la multa más cara entre todas las que existen en la Ciudad, pero sólo se aplica para los conductores reincidentes que muestren una total falta de respeto a la norma, o sea en los casos gravísimos.