Coronavirus: el servicio de Salud de Reino Unido advirtió que la vacuna de Pfizer no debe aplicarse a personas con alergias fuertes

Fue después de que dos médicos sufrieran una reacción tras recibir la inmunización. El folleto informativo que viene junto al fármaco alerta sobre esta contraindicación.

El Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) de Reino Unido advirtió que la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech no debe aplicarse a personas que sufran alergias extremas. Tomó esta determinación este miércoles, después de que dos trabajadores sanitarios experimentaran una reacción adversa fuerte, tras ser inmunizados.

Según informaron las autoridades en un comunicado, ambos afectados llevaban consigo autoinyectores de adrenalina -que se usan para contrarrestar los síntomas de estos cuadros, que pueden cerrar la garganta e impedir la respiración-, lo que sugiere que ya habían sufrido reacciones alérgicas en el pasado.

El folleto de información para el paciente que viene con la vacuna de Pfizer y BioNTech advierte que no debe administrarse a personas alérgicas ninguna sustancia de la vacuna, lo que plantea dudas sobre la información con la que contaba el NHS al seleccionar a los miembros del personal que fueron inmunizados. “Los signos de una reacción alérgica pueden incluir erupción cutánea con picor, dificultad para respirar e hinchazón de la cara o la lengua”, advierte el material informativo.

Según indicó el profesor Stephen Powis, director médico nacional del NHS, lanzaron este comunicado siguiendo una recomendación de la Agencia Reguladora de Productos Médicos y de Salud (MHRA, por sus siglas en inglés), el organismo que supervisa los medicamentos en Gran Bretaña. “Como es habitual con nuevas vacunas, el MHRA ha recomendado como precaución que las personas con un historial significativo de reacciones alérgicas no reciba esta vacuna, después de que dos personas con un historial de reacciones alérgicas significativas respondiera de forma negativa ayer”, explicó la autoridad sanitaria, y aclaró que los dos afectados “se están recuperando bien”.

Por su parte, la doctora June Raine, responsable del MHRA, reveló a un comité parlamentario que la institución había sido informada de dos reacciones alérgicas a la vacuna. “Sabemos que por los muy extensos ensayos clínicos que esto no se dio”, indicó. Y agregó: “Pero si debemos reforzar nuestra recomendación, ahora que hemos tenido esta experiencia con la población vulnerable, los grupos que fueron seleccionados como prioridad, llevamos esa recomendación sobre el terreno de inmediato”.