Coronavirus | Suero hiperinmune de caballos: 5 claves del posible primer medicamento argentino contra el COVID-19

Es simple, seguro y efectivo, según los investigadores que avanzaron esta semana con su testeo. Podría servir para un tratamiento terepéutico hasta que aparezcan las vacunas.

Si las pruebas preliminares que esperan tener en tres meses lo confirman, el suero hiperinmune de caballos contra el coronavirus será el primer medicamento innovador para el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2 totalmente desarrollado en el país.

«Nuestra mayor satisfacción es que es el primer producto biológico innovador basado en anticuerpos en el mundo que entró en ensayo clínico», manifestó Fernando Goldbaum, investigador superior del Conicet y director científico del laboratorio Inmunova, donde se desarrolló el proyecto. También dejó en claro que la aplicación de suero equino no reemplaza la vacuna porque es terapéutico, mientras que la vacuna es preventiva

Otros puntos para comprender el alcance de este desarrollo nacional, son los siguientes:

1. En esta etapa, los ensayos incluyen la participación voluntaria de 242 pacientes adultos con la enfermedad confirmada por test PCR que estén dentro de los diez días del inicio de los síntomas y que requieran hospitalización.

2. El uso de este suero hiperinmune podría ser una forma de generar un tratamiento en forma rápida, segura, efectiva y simple mientras se desarrolla la vacuna, y el uso de plasma de convalecientes, cuya aplicación ahora es limitada porque solo una porción muy pequeña de pacientes recuperados tiene alto grado de anticuerpos.

3. Para generar el suero hiperinmune no es necesario que haya donantes, lo que favorece la producción a mayor escala del medicamento. Los caballos tienen una capacidad enorme de producir anticuerpos y está comprobado el uso efectivo de suero equino para el tratamiento de enfermedades.

4. El ensayo busca no solo comprobar la mejoría clínica de pacientes de entre 18 y 79 años -con esperanza de vida mayor a un mes- en un lapso de 28 días tras recibir el tratamiento con suero, sino también que esos enfermos no lleguen a necesitar ingresar en las unidades de terapia intensiva ni requerir el uso de asistencia respiratoria.

5. Si el ensayo confirma el éxito del tratamiento, se cubrirá inicialmente una primera demanda de las necesidades de la Argentina, aunque también se planea exportar a países de la región que ya mostraron su interés.