¿Cuántos extranjeros presos hay y cuáles son los principales delitos que cometen?

Tras la polémica generada por las detenciones en la movilización al Congreso, Mauricio Macri sostuvo que “no hay que tener miedo y sentarse hablar del manejo migratorio”.

Ante la avanzada de un gran arco político y del propio Gobierno nacional para restringir ciertos accesos a los extranjeros tras los incidentes cometidos en el Congreso, ¿Cuántos inmigrantes se encuentran detenidos en el país por haber cometido algún hecho ilícito?

En la Argentina hay un poco más de 3.530 extranjeros detenidos en el país, según informa la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN). Lo que representa al 6% del total de presos. Mientras que en lo que respecta al Servicio Penitenciario Federal (SPF) asciende al 19%, que tuvo un descenso en el último año ya que en el 2016 era del 23%.

Del total de extranjeros detenidos, la mitad de ellos vivían en la Argentina y tenían residencia. La gran mayoría se encontraban asentados en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia junto a sus familiares.

Delitos

Entre los principales motivos por los cuales los extranjeros fueron detenidos, se encuentran los delitos relacionados al narcotráfico o contrabando de estupefacientes. Una gran parte de ellos, pueden ser considerados “mulas”, es decir, que fueron aprehendidos en alguna frontera terrestre o en un aeropuerto transportando drogas.

Si bien los extranjeros son de todo el mundo, hay mayor preponderancia de los países de Latinoamérica, que responde también a la mayor cantidad de extranjeros de ese origen que hay en el país.

Extranjeros

En la Argentina hay 2.162.000 personas migrantes con residencia, lo que representa al 5% de la población total. El 54% de ese total son mujeres, con un promedio etario de 42,9 años. Mientras que la edad promedio general es de 38.

Polémica

En los últimos días estuvo puesto el foco sobre los extranjeros por la movilización frente al Congreso en rechazo del Presupuesto, que terminó con la detención de 26 personas. Entre ellos dos venezolanos, un turco y un paraguayo.

Se escucharon expresiones como las del senador, Miguel Ángel Pichetto, que dijo que si participaron de los incidentes “hay que echarlos a patadas”, en línea con el Gobierno nacional que pidió expulsarlos del país.

Hoy el propio Mauricio Macri se refirió al tema, y en ese sentido, afirmó: «Estoy de acuerdo que tenemos que debatir el manejo migratorio en nuestro país. Me parece que en esta Argentina que madura, todo tiene que ser debatido. No tenemos que tener miedo, Tenemos que sentarnos y debatir para ver cómo son las reciprocidades, porque la verdad que Argentina es un país de una generosidad absoluta”. Generosidad que si se avanza con algunas medidas gubernamentales puede quedar en el pasado.