De no creer: por la ola de calor, aparecieron mejillones cocidos

Europa vive una ola de calor con temperaturas nunca antes alcanzadas, y del otro lado del océanos Atlántico, en Estados Unidos, el clima también hace estragos, sobre todo en California donde se dio un particular hecho en el que hubo una gran mortandad de mejillones “cocinados” porque literalmente se cocieron en su caparazón, producto de las tan altas temperaturas que se registraron durante las últimas semanas.

Esto causó que las organizaciones ecologistas y ambientalistas encendieran la alarma de inmediato, ya que esto causa un grave daño a una especie considerada fundamental para el ecosistema marino. De acuerdo a los investigadores, esto se dio a lo largo de la costa californiana donde el calor literalmente hirvió los mejillones en su caparazón. Jackie Sones, coordinadora del Bodega Marine Reserve, en el norte de San Francisco, reconoció ver miles de mejillones muertos en la costa septentrional del Golden State.

Según los registros, sería la mayor mortalidad de moluscos en los últimos 15 años, algo que no es un dato que deba quedar en el olvido porque esto constituye un grave daño ecológico ya que los bancos de mejillones son refugio y hábitat de muchas especies. Las olas de calor tanto en Estados Unidos como en Europa son cada vez más extremas, con registros más elevados, sequías y consecuencias severas para el Medio Ambiente.

Verano infernal

EspañaFranciaBélgica Alemania son algunos de los países de este continente que deberán enfrentar al calor que se sentirá toda esta semana. Ante la advertencia hay preocupación entre los agricultores alemanes porque podrían superar los altos números registrados en junio de 2015. En aquella oportunidad, Baviera sufrió 40,3°C.

Según lo reseñado por la agencia Noticias Argentinas, la agencia meteorológica española, AEMET informó en su último boletín que las temperaturas “superarán los 35°C en amplias zonas del interior peninsular, incluso es bastante probable que se alcancen o superen los 40ºC en áreas del centro”. Debido a este comunicado lanzaron una alerta de ola de calor. Asimismo, señalaron que podría durar toda la semana.

“Es probable que las altas temperaturas persistan, al menos, hasta el domingo 30. No se descarta que puedan prolongarse durante los primeros días de julio en algunas zonas”, comunicó la agencia española. “Se espera que las temperaturas alcancen valores significativamente altos de forma casi generalizada en la Península y (islas) Baleares”, agregó la declaración citada por la AFP.

“La mayor probabilidad de que se superen los 42ºC de forma bastante generalizada corresponde al valle del Ebro durante el jueves, viernes y sábado”, añadió la AEMET. Francia es otro de los países que lanzó una alerta de ola de calor. Las autoridades se mostraron preocupadas ante los números que podrían sentirse durante esta semana. Existe el temor a que se repita la caníncula (período de fuerte calor) de 2003.