Detuvieron al hombre que interfirió ilegalmente las comunicaciones en Aeroparque

Era un piloto privado que dio directivas erróneas a un avión de Aerolíneas Argentinas.

El lunes, cerca de las 11, un piloto privado, que fue identificado como Fabián Roberto Penín, de 58 años, interfirió de manera ilegal el contacto entre el vuelo AR 1964, de Aerolíneas Argentinas, que debía despegar desde Aeroparque hacia Bariloche, y la Torre de Control, por lo que debieron suspender las operaciones durante 30 minutos. Según informaron fuentes aeroportuarias, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA)detuvo al hombre, quedó «imputado por el hecho ilícito y luego dejado en libertad».

Según explicaron, tras descubrir el hecho, «de inmediato el comandante dio aviso de la interferencia a las autoridades y la PSA dispuso un operativo para detenerlo. Tras constatar lo sucedido y el domicilio, el imputado compareció ante el juez y posteriormente quedó en libertad mientras continúa la causa» y se dio intervención al juzgado criminal y correccional federal número 10 a cargo de Julián Ercolini, Secretaría 20 a cargo de Federico Fornasari.

En ese sentido, el Director Nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Alejandro Itzcovich, explicó que la actitud del piloto comercial «es incomprensible» y destacó que durante el G20 se «implementará un protocolo específico de control y seguridad más amplio». «No fue una interferencia», resaltó y aseguró que «se trata de un piloto civil que con un handing bastante avanzado ‘piso’ la frecuencia que está reservada para Aeroparque y se puso a hablar».

«Cada aeropuerto tiene una frecuencia que es exclusiva para la torre de control y la comunicación con los pilotos, o los pilotos entre sí», argumentó el titular de la PSA y agregó: «Lo que este hombre hizo fue ir a Aeroparque y con un handing se puso a hablar, dando indicaciones. Mientras él hablaba la Torre escuchaba la conversación pero no podía intervenir, inmediatamente él liberó el canal, desde la Torre se dieron las indicaciones correctas y se dio un alerta para buscarlo».

Asimismo, señaló que «ni bien ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) nos dio el aviso lo localizamos en 30 minutos. Es decir que la persona no tomó ningún recaudo para no ser descubierto, es incomprensible lo que hizo», siendo que ante la consulta sobre el accionar durante el G20 advirtió que «los sistemas de comunicación durante este período están en otro protocolo específico, no podemos dar mayor información pero sí que va a haber un sistema de control y seguridad mucho más amplio».

Vale destacar que durante la comunicación que mantuvo Penín con el vuelo AR 1964, al mando del comandante Martín Mucciarelli, que debía despegar desde Aeroparque hacia Bariloche, el hombre aseguró: “1694 buenas tardes… me cambió la voz. Ocupen cabecera» y destalló: «Ocupen y despeguen. El viento en calma». De todas maneras, a pesar de haber sido liberado, este martes volvió a ser detenido para ser indagado por el juez Sebastián Ramos, quien quedó a cargo de la causa