Edgardo Bauza, el técnico de los milagros

El entrenador de Rosario Central conquistó su primer título con el Canalla y el séptimo de su carrera en la dirección técnica.

Edgardo ‘Patón’ Bauza supo como reinventarse luego de su frustrado paso por la Selección Argentina y por sus malogrados pasos por las selecciones de Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. El entrenador volvió a su casa, Rosario Central, para relanzar su carrera y lo consiguió. Anoche sus dirigidos conquistaron un nuevo título al vencer en los penales a Gimnasia y Esgrima de La Plata en la gran final de la Copa Argentina.

Más allá de que el Patón necesitaba un título para seguir engrandeciendo su propia historia, Central también lo necesitaba. Es que el conjunto de Rosario no se consagraba campeón desde hace 23 años y las últimas definiciones en Copa Argentina las había perdido de manera increíble por errores propios o arbitrales que lo condicionaron en ese momento.

Por eso, Patón Bauza era el indicado para este momento de la vida de Rosario Central. El entrenador con pasado en el San Pablo tiene una carrera ligada a los milagros futbolísticos. Es que se consagró campeón en clubes que históricamente solían sufrir las instancias definitivas de distintos torneos y supo administrar, en la mayoría de los casos, los pocos recursos con los que contaba para lograr hazañas deportivas.

Es que Bauza es el único entrenador en actividad que salió campeón de la Copa Libertadores con dos equipos diferentes. En 2008 logró un hito histórico y fue campeón con Liga Deportiva Universitaria de Quito conquistando el torneo continental por primera vez para todo el fútbol ecuatoriano. Seis años después, repitió la hazaña con San Lorenzo, que consiguió romper con su racha negativa y conquistó su primer título en este certamen.