“El consumo masivo cayó en un promedio del 10 o 12%, dependiendo del tipo de producto».

El presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM), Alberto Guida, dialogó con El Intransigente respecto de el índice de inflación del mes de mayo que el INDEC dio a conocer la semana pasada y cómo ésta cifra afecta a su sector, teniendo en cuenta la crisis económica del país.

De este modo, ante la inflación mayorista que fue de 4,9% en mayo y acumula un salto interanual de 68,5%, Guida explicó que  “el indicie de precios mayoristas corresponde a la industria proveedora, tiene esa denominación pero es errática, nosotros con el INDEC lo hemos tratado de modificar, pero esta establecida desde el año 93”.

Así, el presidente de CADAM  admitió en relación al contexto nacional que “este índice de precios de los fabricantes por supuesto incide en el consumo masivo, tanto en los mayoristas como en los supermercados, y es parte de la estimación promedio de aumento existente sobre este mes, esa es la realidad”.

En este aspecto, señaló que “el consumo masivo cayó en un promedio del 10% o  12%, dependiendo del tipo de producto”. Además agregó:  “La gente en general lo que hace es empezar achicando salidas afuera, ropa y después ya ingresa el cuidado del hogar y por ultimo son los alimentos”.

En este contexto, Guida indicó que  “hay transformaciones de marca, tamaño y demás, pero si hay una caída del consumo del 10%”. De esta manera, reconoció que esta caída del consumo en el canal mayorista “en lo que es la distribución tiene mayor impacto, que la distribución es en los negocios de proximidad”.

“En los almacenes autoservicios, hay una caída real del 9% o 10%, en lo que son los autoservicios mayoristas es mas estable, es menos la reducción es del 1% 2%, en ese tipo de modelo ha sido más estable el consumo”, explicó en relación a la crisis económica y como ésta afecta a su sector. 

En este sentido, Guida señaló que “la incidencia del valor dólar es determinante como es la incidencia del precio del gas o el precio del petróleo si incide en el costo de combustible y de logística, son las tres grandes variables  de los precios”. Así, respecto del aumento del dólar, admitió que “si se mueve el dólar se mueve el costo de insumo, si se mueve el gas y la mayoría de los industria trabajan a gas por lo cual el precio del gas tiene incidencia en los costos y si se mueve el costo de petróleo, logística, y combustible y otro costo adicional, en esas tres variables se sustentan las expectativas”.