“El coronavirus se diseminó en todo el país”: cuáles son las “zonas rojas” que preocupan a la Casa Rosada

Hay 18 provincias con zonas de transmisión comunitaria. Los casos en aumento sostenido y los sistemas de salud al borde del colapso.

El problema ya no es solo del AMBA. El problema está en todo el país”, fue una de las frases más resonantes del presidente Alberto Fernández durante el anuncio de extensión de la cuarentena. Sucede que, si bien el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es la zona con mayor cantidad de contagios de COVID-19, el Gobierno mira con preocupación los rebrotes que se registraron en provincias del Interior, donde el virus parecía controlado hasta hace unas semanas.

“Hace un mes y medio, el 93% de los casos estaban en el AMBA. En las otras provincias era solo del 7%. Ahora, en las provincias ese porcentaje se multiplicó por cinco, y representa el 37% del total de los casos”, explicó el Presidente. Y agregó: “Actualmente, hay 18 provincias con zonas de transmisión comunitaria sostenida”.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Ministerio de Salud de la Nación, las regiones de Argentina que registran circulación comunitaria del virus SARS-CoV-2 son: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Área Metropolitana de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

Sin embargo, el sistema sanitario no responde de la misma manera en todas las provincias y en algunos casos se encendieron las alarmas porque el aumento de casos fue significativo y las capacidades están al límite.

Zonas rojas

Jujuy se mantiene como el segundo distrito con mayor cantidad de contagios por detrás del AMBA. Y el 80% de los contagios se dieron en las últimas semanas en cuatro departamentos que llevan varias semanas bajo el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO): Manuel Belgrano, Ledesma, El Carmen y San Pedro.

Mientras tanto, Santa Fe y Córdoba continúan en alza (registraron 507 y 375 casos este viernes, respectivamente). Lo siguen Mendoza y Salta, que mantuvieron un promedio semanal de 300 casos diarios. Y otro gran foco de preocupaciones radica en Río Negro, que ya superó los 5500 casos y tiene a General Roca en un escenario apremiante en cuanto a su sistema de salud, lo que motivó a Arabela Carreras, gobernadora provincial, a decidir el retorno a la fase 1 del ASPO en esa ciudad.

Alberto Fernández reconoció que la situación es alarmante y aseguró: “Estamos muy preocupados por Jujuy, donde el sistema de salud está al límite y siguen aumentando los casos. También, nos preocupa Mendoza donde la circulación y los contagios se incrementan, y seguimos de cerca las acciones específicas que realizan Santa Fe y Córdoba con cierres localizados”. Y agregó: “Hay ciudades como General Roca (Río Negro) o Tartagal (Salta) donde los sistemas de salud no son tan robustos, y allí hubo un importante aumento de casos y de necesidad de camas en poco tiempo”.