El Gobierno apuesta todo a la responsabilidad social para evitar una marcha atrás en la cuarentena

Aunque el número de casos no cede, Alberto Fernández decidió continuar en la misma fase del aislamiento y advirtió sobre los riesgos de no cumplir con las restricciones.

Este viernes el presidente Alberto Fernández anunció la novena extensión del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) con una fuerte apuesta: pidió enfáticamente responsabilidad social para evitar que la curva se dispare, sobre todo en el AMBA, la zona más complicada por los contagios y muertes de coronavirus que comienzan a expandirse hacia algunos distritos del país.

Tras el mensaje emitido desde Olivos, el jefe de Estado reforzó el concepto en su cuenta de Twitter en la que pidió a la sociedad «no normalizar» las cifras de contagios y víctimas de coronavirus.

«No lo normalicemos: detrás de cada número hay una vida que se pierde. La apertura implica más riesgo, y por ende nos exige más responsabilidad. Cuidarnos es una decisión propia de cada uno», remarcó el mandatario.

Este viernes se registraron 5929 nuevos positivos y 102 muertes, números que elevan la cantidad total a 191.302 y 3543, respectivamente.