El jefe de la barra brava de River se desligó de los incidentes en el Monumental

Héctor ‘Caverna’ Godoy, en conversación con Luis Majul en el programa 4 Días de América 24, habló sobre lo ocurrido en las afueras del Estadio del Millonario, como también del allanamiento que sufrió el día viernes.

La Copa Libertadores de América quedó marcada por la violencia y la delincuencia. En las horas previas a la definición del certamen entre River Plate y Boca Juniors se vivieron hechos lamentables que imposibilitaron la práctica deportiva. Además de los incidentes que ocurrieron en las afueras del Monumental, en los que los futbolistas del Xeneize fueron agredidos, también trascendió un suceso en el cual se allanaron más de siete millones de pesos en efectivo y 250 entradas para el superclásico. Héctor ‘Caverna’ Godoy, principal sospechoso del segundo de los hechos mencionados, se pronunció al respecto.

Mediante una comunicación telefónica, el implicado en la reventa ilegal de tickets habló con Luis Majul en el programa 4 Días de América 24 y sostuvo que él no formó parte de los delincuentes que atacaron el ómnibus de Boca. «Quiero decir que por el allanamiento del día viernes, ocurrido en mi domicilio, me puse de inmediato a disposición de la Justicia por intermedio de mi abogado el doctor Diego Valente, donde explicaré ante quién corresponda lo secuestrado y allanado. En lo que respecta el episodio del día sábado soy absolutamente ajeno a cualquier tipo de participación que se me pretende imputar», aseguró Godoy.

Es que, en los días previos al partido trascendental, miembros de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires acudieron a distintos domicilios ubicados en Villa Devoto y en San Miguel -vinculados a barras bravas del Millonario- debido a una orden del fiscal contravencional Norberto Brotto. Según distintas fuentes, allí existía un lugar de venta ilegal de entradas para la última instancia de la Copa Libertadores.

Pese a que el allanamiento fue en las horas de la madrugada de la jornada del viernes 23 de noviembre, el cuerpo policial no encontró a los delincuentes en el lugar. Se cree que los delincuentes fueron avisados de la situación y huyeron del lugar, convirtiéndose en prófugos de la Justicia. En las casas se encontraron 250 entradas y siete millones de pesos en efectivo.

Días después, el fiscal Brotto ordenó que los miembros de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires llevaran a cabo un registro exhaustivo en El Monumental para buscar pruebas o unir hilos al respecto del delito. Mediante un comunicado, el club se puso a disposición de la Justicia: «River recibió una diligencia judicial a cargo del Dr. Norberto Brotto, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional de Faltas Nro. 2 de la Ciudad de Buenos Aires, por orden de la Jueza Dra. Patricia Ana Larocca, titular del Juzgado en lo Penal Contravencional y de Faltas N°12 de esta Ciudad, el Club se ha puesto a disposición y ha prestado la más amplia colaboración brindando toda la información y documentación solicitada en lo referente al procedimiento de reserva, venta y retiro de entradas para los partidos, documentación y base de datos del sistema de registro de socios, sistema de detección de entradas válidas y apócrifas a través del uso del sistema de celulares detectores y registro de molinetes lectores de entradas«.