El juez rechazó el pedido de detención de Pablo Moyano

Hugo Moyano lo festejó en su discurso frente a la Secretaría de Trabajo y confirmó que el jueves irán a recibirlo a Ezeiza.

El juez Luis Carzoglio resolvió no hacer lugar al pedido de detención de Pablo Moyano ordenado por el fiscal Sebastián Scalera en la causa en la que se acusa al gremialista de defraudar a Independiente a través de la venta ilegal de entradas y el uso de socios truchos, operaciones por las que el club no percibía ingresos.

En la protesta de Camioneros frente a la Secretaría de Trabajo, Hugo Moyano confirmó al decisión del juez y celebró frente a los sindicalistas presentes: «Por más que los gorilas, los antiobreros, estos hdp que nos gobiernan, el juez ha tenido la suficiente grandeza para no aflojar frente a las presiones que recibió de todos los funcionarios».

«Se la bancó el juez y dijo que no va a meter a nadie preso que no tenga motivo para hacerlo y Pablo no tenía ningún motivo para estar preso», sentenció.

Y confirmó que irán a recibir a Pablo a Ezeiza cuando regrese de Singapur: «Van a ir muchos compañeros, no solamente de la organización gremial, sino de otras actividades y otras actividades gremiales y muchos sectores sociales y políticos van a ir a recibirlo.Vamos a ir todos a recibirlo, compañeros».

La movilización de Camioneros es para reclamar la reapertura de paritarias, aunque desde el primer momento estuvo monopolizada por el futuro de Pablo Moyano. El sindicato exige un aumento salarial ya que, según explicaron, el 25% acordado hasta junio de 2019 fue superado por la inflación. Ahora pidieron un 17% más.

Al respecto, Moyano afirmó: «El miércoles y jueves nos vamos a reunir a ver si acordamos el 17% que nos deben del salario que ha caído con la inflación. Es cierto que ha caído el trabajo, que el combustible ha aumentado, que los peajes también, pero no es menos cierto que a cada trabajador le falta un plato de comida en su casa. Eso no podemos aceptar que ocurra en la casa de los trabajadores. Es un gobierno, con perdón de los animales, es un gobierno gorila. No tiene sensibilidad para nada».