En primera fila “La voz argentina”: cualquiera puede cantar

¿Por qué son un éxito, aquí y en el mundo, los realities sobre cantantes? El sueño de pasar de anónimo a famoso.

La voz es el instrumento natural, el que traemos desde que nacemos y con el que damos -obviamente en forma amateur y lúdica- los primeros pasos en el mundo de la música. No son pocos los que postulan (y yo adhiero) que cualquiera puede cantar y, de hecho, los Auténticos Decadentes hicieron con esa idea y ese título un disco entero en 1997. Allí, además de Cucho Parisi y Jorge Serrano, las voces principales y habituales, cantaron varios otros miembros de la banda, cosa con la que les ha ido muy bien y con la que siguen hasta hoy.

¿A qué viene todo esto? A que ocurre algo con el hecho de cantar que ha generado un fenómeno televisivo en la Argentina y en muchísimas partes del mundo. Los realities que buscan hacer de un anónimo una estrella del canto se vienen multiplicando desde hace años y generalmente son un éxito de rating. En los Estados Unidos, The VoiceAmerican Idol suelen ser los programas más vistos y los que mayor facturación generan. Eso hace que tengan jurados de notables -que obviamente cobran sus buenos dólares- como Pharrell Williams (el de Happy), Christina Aguilera, Miley Cyrus, Alicia Keys o Shakira, que además de darle entidad al ciclo, aportan conocimientos técnicos que les sirven tanto a los participantes como a los espectadores. En The Voice, pero de Inglaterra, un jurado fue Tom Jones. Y también en Inglaterra, pero de otro reality (X Factor) surgieron bandas de cantantes exitosas como One Direction. Otro caso se dio en España, con Operación Triunfo y David Bisbal, que surgió de allí y si bien no ganó -fue segundo-se hizo un cantante de fama internacional.