Estafas online: compró un iPhone y recibió un jugo de frutas

La historia tuvo un final feliz gracias a la viralidad que consiguió en las redes sociales. Los responsables de la plataforma de comercio electrónico se contactaron con el cliente y le entregaron el smartphone.

Esta semana nos llega la noticia de un hecho similar. El protagonista de la historia es Salvador Gómez, un mexicano que compró un iPhone SE en una tienda online y ¡recibió un jugo de fruta! El hombre explicó que el repartidor entregó el paquete, pidió una firma y se marchó. Recién dentro de su casa abrió la caja para encontrarse con la sorpresa.

“Mi esposa fue la que abrió el paquete en la cocina, por eso de limpiarlo y desinfectarlo, y salió con el jugo en la mano, con la boca abierta y no sabía por qué lo traía. Fue cuando me dijo que era lo que venía en la caja”, recordó el damnificado.

De acuerdo a Gómez, la primera respuesta del vendedor no fue precisamente tranquilizadora. Con muy poca empatía, señalaron que demorarían entre cinco y diez días hábiles para ofrecer una respuesta, y que se contactarían con él telefónicamente o vía correo electrónico.

Fue entonces cuando el comprador (del iPhone, no del jugo) decidió apelar al poder de las redes sociales.

Viralidad y respuesta

Gómez publicó el siguiente tuit, dando cuenta de su desventura. En el mensaje incluyó una fotografía como prueba de lo ocurrido, señalando que es importante “tener mucho cuidado con lo que se compra por Internet” y notando la mala atención que recibió en primera instancia.

La notoriedad que consiguió el caso en las redes sociales (el tuit tiene más de 1.000 comentarios y supera los 3.000 retuits), además del alcance en los medios de comunicación, provocó una pronta reacción en los responsables de la tienda de comercio electrónico. Ellos se contactaron con el cliente, que finalmente recibió su iPhone, tal como queda en manifiesto en este último tuit.