Estos son los efectos del cambio climático visibles en América Latina

El cambio climático es un fenómeno que atraviesa de punta a punta al planeta, pero al identificarlo por continente, algunos presentan más situaciones extremas que otros. América Latina, por ejemplo, es una región donde estas consecuencias ya son visibles, aunque para muchos aún no son tenidas en cuenta al momento de cuantificar qué tan grave es el problema en este punto del planeta.

Según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y reproducido por la BBC Mundo, “la temperatura de la Tierra ha aumentado en 1,1ºC desde el periodo anterior a la Revolución Industrial y no deja de subir, al punto en que el último lustro (2015-2019) va en camino de convertirse en el más cálido desde que hay registros”. Así, hoy “continuamos emitiendo más dióxido de carbono del que deberíamos y, en 2018, su concentración en la atmósfera alcanzó un nuevo máximo histórico: 407,8 partes por millón”.

Esto lleva a que el gas permanezca allí durante siglos al igual que en los océanos, por lo cual el calentamiento global tiene “vida” para largo tiempo. Dicho esto, los 4 efectos del cambio climático en estas latitudes, son:

Inundaciones

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre 1970 y 2013, las inundaciones constituyeron el desastre natural más frecuente, al tiempo que los expertos advierten que “cada vez se vuelven más usuales e intensas”. Un ejemplo son las zonas de la parte meridional de Sudamérica donde en Uruguay y Argentina, por ejemplo, las inundaciones causaron daños por un valor de 2.500 millones de dólares.

Perú, además, tiene la cadena de glaciares tropicales más grande del mundo, conocida como la Cordillera Blanca. ¿Qué significa esto? Que todas las zonas agrícolas y pobladas lindantes a la cordillera que corren el peligro de acabar inundadas.

Sequías

Para hablar de sequías, Chile es un ejemplo, ya que desde hace una década este país sufre una tremenda escasez de lluvias. De hecho, ya se considera que viven la peor crisis hídrica de los últimos 50 años, según las autoridades. Centroamérica sufre del mismo mal: según BBC, “el Corredor Seco es un área costera aledaña al océano Pacífico donde vive el 90% de la población de Centroamérica. Se extiende a lo largo de 1.600 kilómetros, desde Chiapas (México), pasando por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y parte de Costa Rica hasta llegar a Panamá”.

Huracanes

De acuerdo al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), sus predicciones son temerarias: que América Latina sea escenario de determinados “fenómenos complejos hace que su interacción con el calentamiento global pueda contribuir a crear las condiciones apropiadas para que sus impactos sean desastrosos”.

Aquí es donde entran en juego los huracanes, aunque para la comunidad científica aún no logró definir si los huracanes se incrementaron por el cambio climático o por otro fenómeno. Lo que sí afirman es que “los efectos del calentamiento global como el incremento de la temperatura de los océanos y la subida de los niveles del mar, llevan a prever que serán más fuertes y devastadores”.

Nivel del mar

Aquí no hay lugar a dudas. El calentamiento global produjo que el nivel del mar aumente considerablemente desde 1993, en primer lugar por el derretimiento de los hielos en los polos, pero fundamentalmente por la suba de la temperatura de los océanos que, cuando esto ocurre, el agua se expande. Esto lleva al aumento del nivel del mar.

Algunos ya consideran como “tremendo” el impacto del aumento del nivel del mar en algunos tramos de la costa este de Estados Unidos y en gran parte de la costa argentina.