Host, una película de fantasmas hecha por Zoom que pone los pelos de punta

En tiempos de pandemia, el terror también pasa por videollamada.

Host, una videoconferencia en la que pasan cosas. (Foto: Host).

Reuniones de trabajo, clases, cumpleaños, fiestas, partidas de Pictionary. En tiempos de cuarentena, actividades que se llevan a cabo en grupo pero a solas, cada uno desde su casa, por videollamada. Por qué no, entonces, desde el aburrimiento, hacer una sesión de espiritismo y convocar, por Zoom, a los que ya no están.

Es la premisa de Host, la muy buena y muy terrorífica película que puede encontrarse online, dirigida por el inglés Rob Savage.

Con un elenco en su mayoría femenino, un film que con inteligencia y creatividad, saca provecho de la falta de recursos, esa paradoja. Si no se pude filmar, porqué no utilizar las limitaciones reales, de gente que no puede encontrarse sino en la virtualidad, como materia narrativa.

Allí están entonces, este grupo de mujeres y un amigo, que llevan a cabo esta sesión, instruidas por una experta, que las invita a apagar las luces, encender una vela y cerrar los ojos. Cada una en su casa; la mayoría, a solas, y todas con distintos humores y situaciones personales, de las que nos enteramos durante la charla previa.