Jorgelina Aruzzi y el detrás de escena de Jacky Guzmán, el personaje que creó para hacer reír en cuarentena

A lo largo de su carrera, Jorgelina Aruzzi pocas veces se tomó un descanso. Su carrera arrancó de la mano de Antonio Gasalla en el exitoso Palacio de la risa (en el entonces ATC) siguió en el histórico Videomatch (Telefe), formó parte del elenco de Chabonas (América) y saltó a la ficción con versión argentina de La Niñera (Telefe).

«Defiendo un poco la autogestión. Es un poco lo que me ayudó a estar con trabajo tanto tiempo. No espero a que me llamen para un casting. Busco los espacios para hacer lo que me gusta, que es actuar«, resume en diálogo con TN Show.

Por esa razón, fue parte de numerosas obras y programas de TV. Amor mio, Chiquititas, La Dueña, El hombre de tu vida, Aquí no hay quien vida, Alguien que me quiera, Educando a Nina, 100 días para enamorarse, Carmen en la Cruz, El hdp del sombrero, Le Prénom, entre otros proyectos, se destacan en su trayectoria.

En medio de la cuarentena por el coronavirus se vio obligada a frenar. Al principio, le resultó difícil enfrentar ese stand by profesional, pero pronto encontró una forma para volver al ruedo. «Los actores aprendimos a adaptarnos», asegura.

El aislamiento preventivo activó su creatividad y así nació Jacky Guzmán, un personaje inspirado en los artistas que luchan con el olvido. «Me invitaron a participar de un ciclo de lectura. Me parecía que no podía hacerlo como Jorgelina, entonces me puse una peluca que era de mi nona y unos anteojos enormes. Y así me animé», relata.

Ese personaje fue cobrando fuerza y mucha popularidad en Instagram. «Es gratificante el encuentro con el público. Una vez por semana hago una entrevista con alguien conocido. Y hablo de actores de otra época, de los artistas que ya no están, de lo injusto que es el medio con los mayores. Ella, por ejemplo, se queja porque un día la dieron por muerta en los Martín Fierro», destaca, con la simpatía que la caracteriza.

Jacky se convirtió en un respiro en el encierro. «La pandemia nos cambió a todos. En lo personal, pasé por distintas emociones, momentos buenos y malos. Y entiendo que es lógico que pase. Traté de enfocarme y aprovechar el tiempo para hacer cosas», explica.