La advertencia de la OMS sobre la vacuna rusa: «Acelerar los progresos no debe significar comprometer la seguridad»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se refirió a la noticia de que Rusia registró la primera vacuna del mundo contra el coronavirus y adelantó que, al igual que el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

«Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad«, remarcó el portavoz del organismo Tarik Jasarevic durante una conferencia de prensa. También informó que están en contacto con las autoridades rusas y con las del resto de los países que llevan adelante investigaciones de vacunas, para analizar los progresos.

En relación a los avances científicos que se están viendo, el vocero aseguró que la OMS se siente entusiasmada «por la rapidez en que se están desarrollando las vacunas» y espera que algunas de ellas «se muestren seguras y eficientes».

La vacuna rusa, anunciada este martes por el presidente Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete, no figuraba entre las seis que, según señaló el organismo la semana pasada, estaban más avanzadas.

Entre ellas, había dos desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica desarrollada por AstraZeneca, en colaboración con la Universidad de Oxford.

Sin embargo, Putin aseguró que la vacuna desarrollada por científicos de su país es «eficaz», que ya superó todas las pruebas necesarias y que permite lograr una «inmunidad estable» ante el COVID-19.

Este martes, Rusia se convirtió en el primer país del mundo en lograr registrar una vacuna contra el Sars-Cov-2, virus que causa el COVID-19. La bautizó «Sputnik V», en homenaje al satélite soviético.

El mandatario ruso contó en una reunión con sus ministros que una de sus hijas ya se vacunó con el preparado ruso. Aunque no detalló si se trata de María o Katerina, dijo que tuvo 38 grados de temperatura el día de la primera inyección, que bajaron a 37 grados al día siguiente. «Se siente bien y tiene un alto número de anticuerpos«, reconoció Putin.

«Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio«, le dijo a miembros de su Gabinete.