La intensa lluvia dificulta el relevamiento de las familias que aún quedan en la toma

A las personas que todavía quedan en el lugar, si aceptan retirarse pacíficamente, el Gobierno provincial las ubicará en otros domicilios o les proveerá de materiales de construcción para ampliar sus viviendas, como ya hizo con las más de 600 familias que abandonaron la toma.