La NASA estrellará una nave espacial contra un asteroide para evitar que impacte con la Tierra

Los detalles del plan que diseñaron para tratar de salvar a la humanidad del posible choque de una roca espacial.

Cada año, decenas de asteroides pasan relativamente cerca de la Tierra, a ocho millones de kilómetros. Para evitar un posible impacto apocalíptico contra nuestro planeta, la NASA diseñó una estrategia para defender a la humanidad: estrellar una nave para tratar de cambiar el rumbo de la roca espacial. La prueba comenzará en 2021 y el blanco será la luna del asteroide Didymos.

La misión fue bautizada DART (Double Asteroide Redirection Test o Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble en español), un acrónimo que significa también “dardo”.

Imagen ilustrativa del proyecto DART. (Foto: NASA).

Didymos es un asteroide de 800 metros de ancho que, tiene previsto pasar considerablemente cerca de nuestro planeta (a unos 11 millones de kilómetros de distancia) en octubre de 2022 y luego repetir su visita en 2024, explicó National Geographic. Está orbitado por una luna de unos 150 metros de ancho, bautizada Didymoon.

El plan de la NASA consiste en estrellar una nave de media tonelada del tamaño de una heladera a 24.000 kilómetros por hora contra Didymoon y luego medir cualquier cambio en su órbita para saber si logró desviarlo.

Imagenes tomadas por la NASA de Didymos y su luna. (Foto: NASA).

«La Tierra seguramente enfrentará una roca espacial lo suficientemente grande como para destruir una ciudad, o peor, en algún momento de su futuro», sostiene National Geographic respecto al proyecto DART. En esta primera etapa se intentará comprobar si ésta estrategia podría funcionar.

La NASA clasifica cualquier objeto de más de 140 metros de ancho que pase a ocho millones de kilómetros de la Tierra como «asteroide potencialmente peligroso», explicó Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria de la NASA.

«La cifra de ocho millones de kilómetros se debe a lo mucho que pueden cambiar las órbitas con el paso del tiempo, más un poco de margen, por supuesto, para asegurarnos de que abarcamos cualquier cosa que pueda suponer un peligro en potencia en el futuro», dijo.

Hasta ahora, la NASA encontró 2.078 asteroides potencialmente peligrosos. Por eso, prepararse a lo peor es clave.