La NASA ofrece pagarle a empresas privadas que recolecten muestras lunares

La política, impulsada por el gobierno de Donald Trump, no tiene precedentes. Es parte del plan para llevar a la primera mujer y al próximo hombre al satélite para 2024.

La agencia espacial estadounidense lanzó una licitación que sorprendió al mundo entero: le propuso a empresas privadas que tomen muestras de rocas lunares y las traigan a la Tierra. “¡La NASA busca comprar suelo lunar a proveedores comerciales!”, tuiteó el administrador de la NASA, Jim Bridenstine. También agregó que es hora de regular la extracción e intercambio de los recursos espaciales.

Esto es parte del proyecto Artemis, que busca en la próxima década generar una base sustentable en el satélite de la Tierra.

Estados Unidos pretende liderar la explotación de recursos, principalmente la minería, que se encuentren en suelo o subsuelo de asteroides y de la Luna, en el marco de una política impulsada por el presidente Donald Trump.