La nueva cuarentena del AMBA arrancó con protestas, más controles y menos circulación

Este sábado debutaron los permisos digitales y se sintió una mayor resistencia al aislamiento en el Área Metropolitana y algunos puntos del país.

Hace exactamente 71 días que la Argentina está en modo cuarentena. En algunos puntos del país, como en Salta, la «nueva normalidad» ya empezó a regir, pero en otros el aislamiento aprieta estancado en una fase que no permite la apertura de numerosos comercios y actividades. Es el caso del AMBA y otras zonas urbanas del país donde se registran la mayor cantidad de contagios del COVID-19.

La tensión social comenzó a subir y esta tarde se mezclaron en el Obelisco diferentes protestas: anticuarentena, pro cuarentena y médicos que reclaman insumos y mejores salarios.

En los carteles que llevaban los manifestantes se podía leer mensajes tan disimiles como «quédate en casa» y «basta de caurentena». Se registraron algunos incidentes y arrojaron palos al dron de TN. Incluso, algunas personas negaron la existencia del coronavirus o de su peligrosidad, posturas que pueden resultar perjudiciales para su salud y la de terceros.

Las manifestaciones en contra de la medida tomada por el Gobierno para aplanar la curva de infectados se replicó en otros puntos del territorio nacional. Piden ejecutar una «cuarentena inteligente» como la que estrenó Paraguay.

Ese país, se autorizó la apertura de ensayos y las muestras culturales sin público, los entrenamientos individuales de deportistas de alta competencia, el ejercicio físico individual en parques y clubes privados, y bautismos y casamientos -o ritos equivalentes- con presencia de hasta 10 personas, entre otras. También prevén que reabran los comercios gastronómicos.