La UBA diseña respiradores de bajo costo y rápida disponibilidad

El proyecto se llama «RespirAR». En un desarrollo local de ventiladores artificiales y equipos de protección para médicos. La ANMAT aún debe aprobarlos.

Ante la pandemia por el COVID-19, la Universidad de Buenos Aires (UBA) está diseñando y fabricando insumos y equipamiento médico de bajo costo y rápida disponibilidad.

Cuando se vieron anticipadamente aquí los problemas en Europa por falta de elementos médicos de primera necesidad y sobre todo, de equipos de asistencia respiratoria, el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería, dirigido por Hernán Svoboda, conformó un grupo con docentes e investigadores propios y de otras áreas y dio inicio al proyecto RespirAR UBA.

“Nos estaban pidiendo un respirador mínimo o un respirador de emergencia que se estaba desarrollando en algunos países. Nosotros lo incluimos, pero también entendimos que podíamos hacer otros elementos”, recuerda Svoboda.

El equipo se puso en contacto con el personal del área de terapia intensiva del Hospital de Clínicas, usuarios directos del equipamiento que se pretendía desarrollar, para conocer en detalle qué es lo que se necesitaba y con qué características.