La Unión Europea divulga una guía para regular el avance de la inteligencia artificial

El organismo señala que esas tecnologías pueden “conducir a violaciones de derechos fundamentales” y en vista de ello establece una serie de requisitos para las investigaciones y desarrollos. Las críticas después de la publicación.

Hace algunos días hablamos con un experto del MIT que diseñó un software que engaña a ciertos sistemas de inteligencia artificial (IA) para demostrar que los mismos aún son vulnerables y que, en tanto, existen importantes riesgos vinculados a su despliegue.

En ese marco, voces autorizadas reclaman que las investigaciones y desarrollos del área sean regulados. Entre ellos el CEO de Alphabet (matriz de Google), Sundar Pichai, quien en una conferencia reciente señaló que “existen preocupaciones reales sobre las posibles consecuencias negativas de la IA” y que “nos esperan desafíos que ninguna empresa o persona podrá afrontar por sí sola”.

Ahora, tal como habíamos anticipado, la Unión Europea publica una guía que contiene una serie de pautas para regular a la inteligencia artificial, advirtiendo que puede “conducir a violaciones de los derechos fundamentales”, por ejemplo la falta de privacidad, la supresión de las disidencias y el establecimiento de sesgos.

Límites para la IA en Europa

El documento presentado por la UE contiene una serie de ítems para controlar el despliegue irrestricto de la IA, que en los últimos años ha maximizado su visibilidad de la mano de desarrollos variopintos, aplicados en sectores tan diversos como la medicina, el arte, el deporte y la defensa militar, entre otros.

Por un lado piden que los investigadores y desarrolladores aseguren de que sus sistemas de IA sean alimentados con datos representativos, eludiendo de este modo eventuales sesgos. En este sentido, exigen que los creadores de dichos mecanismos ofrezcan documentación detallada de cómo se desarrolló la IA.