Los alimentos saludables que brinda la naturaleza en el norte argentino

En plena época de carnaval, fiesta, celebración y diversión en el norte argentino, es una buena ocasión para rememorar todo lo lindo de provincias como Salta y Jujuy. Particularmente, ésta última que desde su naturaleza nos brinda alimentos saludables de todas sus regiones. Las Yungas, las Quebradas, la Puna y los Valles son regiones claves de esta provincia.

Estas zonas ofrecen una gran diversidad de productos naturales ideales para una alimentación saludable. El propio Ministerio de Salud los promueve en la alimentación diaria para prevenir enfermedades crónicas como la obesidad, la hipertensión o la diabetes. Según Jujuy Noticias, “las prácticas culinarias ancestrales son determinantes para combatir una mala alimentación”.

Alimentos saludables en todos lados

En tiempos de alimentos ultraprocesados, nada mejor que recurrir a alimentos jujeños como el maíz morado, que aporte 50 calorías cada 100 gramos con alta concentración de antioxidantes y anticancerígenos. La “Papa del aire” es rica en fibras, antioxidantes y vitamina C, y recomendada para la prevención de la diabetes. Tiene hojas tiernas que pueden ser cocinadas como la espinaca.

El Chito es un fruto propio de las Yungas y también dispone de antioxidantes, antiinflamatorios y aporta vitamina A, clave para la vista, piel, cabello y reconstitución de tejidos. Como si fuera poco, tiene vitamina C y es muy beneficiosa para el buen funcionamiento del intestino. Se lo puede comer cocido como crudo en diversas opciones: salsas, sopas, ensaladas y licuados.

En tanto, el Yacón reduce el azúcar en sangre y tiene efectos prebióticos a nivel del intestino. Por ello, beneficia la flora intestinal saludable y es recomendado para prevenir la obesidad, la dislipemias y la diabetes. El Tuna, una fibra dietética, tiene efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, antiviral, antioxidante y antidiabético. Por si fuera poco, es bajo en colesterol y sus semillas contienen ácidos grasos saludables.

Existen muchos más, entre frutas secas, la Quinoa, el Amaranto, la harina Morada, las Habas secas, la Ancañoca, el Chuño, o el Durazno Cuaresmillo, entre otros alimentos regionales, naturales y muy nutritivos.