Los anunciantes abandonan Facebook por el «discurso del odio»

Cada vez son más las firmas que acusan a la red social de difundir información racista y violenta. El boicot publicitario genera pérdidas millonarias para la compañía.

El número anunciantes que decidieron abandonar Facebook en las últimas semanas va en aumento. Ya son cerca de un centenar las grandes compañías como Unilever, Verizon, Starbucks, Levi Strauss & Co y PepsiCo que acusan a la red social de no hacer lo suficiente para evitar que se difunda contenido racista y violento en sus plataformas. Por ese motivo, dejarán de invertir en publicidad a partir de julio, lo que implicará pérdidas millonarias para el gigante de Internet.

Según se informó, la decisión de los anunciantes forma parte de un boicot organizado por grupos activistas y de derechos civiles contra el «discurso del odio». Se trata de una iniciativa que surgió a raíz de la muerte de George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis, y que generó protestas de todo en tipo en Estados Unidos y en varios países.

En línea con la campaña, las mencionadas compañías consideran que Facebook debería eliminar los comentarios a favor de la violencia, como también aquellos que promuevan la desinformación, el racismo y la discriminación de toda índole.

En ese sentido, la empresa de banda ancha y telecomunicaciones Verizon fue contundente. «Tenemos estrictas políticas de contenido y no toleramos que se violen. Hemos suspendido nuestra publicidad hasta que Facebook pueda crear una solución aceptable con la que nos sintamos cómodos», manifestó en un comunicado.