Los votos clave: jóvenes, minorías y trabajadores sin educación superior

Las campañas presidenciales estadounidenses usaron este año toda su artillería para ganarse a estos sectores, que tanto en 2008 como en 2016 fueron centrales.