Louis Vuitton abrió su tienda en Buenos Aires

Patio Bullrich es el lugar que eligió la marca de lujo francesa para montar un pop up store que permanecerá abierto hasta abril de 2019.

Que el país está en crisis no es noticia y que es una de la más intensas de los últimos años, tampoco. Parece que esto recién comienza, pero no son todas malas noticias. Todavía hay un público que puede darse el lujo de comprar una cartera a $200.000. Quienes antes lo hacían en el exterior, ahora pueden de hacerlo en el país.
En julio se conoció la noticia: Louis Vuitton se sumaba a un puñado de marcas que, luego de haber abandonado el país, regresaba para abrir sus locales y sumar una nueva presencia en el sur del continente. En 2012 la maison francesa dejó su local de la calle Alvear debido a las restricciones impuestas por el secretario de comercio del gobierno de Cristina Fernández, Guillermo Moreno, aunque continuó con presente en otros mercados latinoamericanos como Brasil, Chile y Uruguay.
En su pop up store de Patio Bullrich ofrece sus icónicos bolsos, sus “small leather goods» y, por primera vez en el país, la colección ready to wear. Son varias las novedades de la nueva tienda que permanecerá abierta hasta abril de 2019. Los clientes tendrán la posibilidad de customizar sus productos en la máquina de stamping, podrán solicitar productos que no estén disponibles (con una demora de 20 días) y retirarlos in store gracias al servicio de delivery, y podrán realizar “Special Orders” para aquellos productos creados a medida de cada consumidor.
En promedio, los valores del local ubicado la calle Posadas son menores a los de la tienda de Santiago de Chile. Si bien el dólar logro cierta estabilización, la industria de la indumentaria sigue viviendo un fuerte cimbronazo, aunque al grupo LVMH no le va tan mal a nivel mundial, creció más de un 40% desde el año anterior en los primeros seis meses de 2018. La primera vez que Louis Vuitton desembarcó en Argentina fue en 1995, con su exclusivo local de la avenida Alvear.
A diferencia de otras importantes marcas que volvieron al país, como Custo Barcelona o Vilebrequin, hasta el momento no se realizó ningún evento de prensa para promocionar su regreso. El director creativo Nicolas Ghesquière sorprendió en la semana de la moda de París con un desfile futurista inspirado en los años 60, en los patios del Museo del Louvre conquistando a todos los presentes.