“Me desvincularon. Fue un shock. Todo el mundo está esperando que hable mal de Susana…”

El periodismo vive una gran crisis en Argentina y, por ese motivo, muchos profesionales de la prensa tienen miedo a quedarse sin trabajo, conscientes de que es muy difícil conseguir una nueva oportunidad laboral, especialmente en un medio como la televisión, donde los sitios disponibles son poquísimos; de hecho, el propio Marcelo Tinelli confesó que tardó quince años en quedar al frente de Videomatch.

Nancy Duré es una de las profesionales más encantadoras de los medios de comunicación, con una gran experiencia sobre sus espaldas, por ese motivo sorprendió a todo el mundo la noticia de que había sido desvinculada de Implacables, el programa de espectáculos que conduce Susana Roccasalvo, donde trabajó durante seis exitosísimas temporadas, con excelentes números de rating y una muy buena respuesta por parte del público y de la crítica especializada.

La joven habló con Ciudad.com y fue muy sincera. “Me desvincularon, sí. Pero no tuve ningún problema con Roccassalvo ni con el canal. Me dijeron que querían un recambio. Un bajón para mí, pero así es la tele. Me llamaron ayer jueves para comunicármelo. Me lo dijo mi productor ejecutivo, Matías Espiro. Después hable con Diego Santisteban, a quien aprecio enormemente, y él me explicó que tenían el mejor concepto de mí y que tenía las puertas abiertas del canal”, reconoció la periodista.

Y luego dio más detalles. “La decisión de las autoridades era renovar el panel. La verdad es que no tengo nada en vista. Esto me agarró de sorpresa. Susana está en Chile y vuelve hoy viernes. Me escribió y me dijo que me iba a llamar. Igual está todo bien con ella, no la hago responsable de esta situación en absoluto”, confesó Duré, evitando caer en polémicas con su exjefa. La panelista luego estuvo en el programa de Ángel de Brito para seguir hablando de su despido.

“Me llamaron los productores, me explicaron la decisión de renovar el panel, que estaban muy conformes conmigo, con mi trabajo periodístico, pero que decidían cambiar, que posiblemente más adelante me tengan en cuenta para otro proyecto. Yo sé que todo el mundo está esperando que hable mal de Susana, pero con ella jamás tuve un problema. No solo fue buena compañera, sino que tengo que agradecerle a ella estos 6 años que trabajé porque ella me llamó”, reconoció Nancy y luego, sin poder evitarlo, se quebró.

“Pasé seis años hermosos trabajando en el canal. Por supuesto que no es lindo, no me lo veía venir para nada. Sí es verdad que mucha veces yo necesito esa patada en el traste para salir adelante y cambiar, porque me aquerencio mucho a los lugares, aún teniendo un ciclo cumplido. Fue un shock porque dije ‘¿qué hago ahora, para dónde salgo?’”, señaló, visiblemente emocionada al tener un hijo adolescente a cargo.

Dicho esto, es bueno señalar que su jefa tampoco la pasó muy bien porque tuvo un durísimo enfrentamiento con Jorge Rial y aseguró que el conductor le impide trabajar en América TVCuando a Carlos Monti y a mí nos comunican que iba a entrar Rial a trabajar con Diego Gvirtz aclaré, en el canal, lo que él decía de mí. Hablaba pestes de mí en radio, hasta dijo que era sucia. Así que les pregunté a las autoridades del canal si él iba a hacer eso también por televisión, en la misma pantalla en la que estaba yo. Me dijeron que no, que me quedase tranquila. La que está prohibida -y me lo dijeron todos los dueños que tuvo el canal- soy yo. ‘No queremos problemas con Rial, no queremos que Jorge se enoje, es lo que me argumentan”, remarcó Roccasalvo.