«Me encantó por un montón de razones…». ¡Los participantes brillaron en la ronda de homenajes del Bailando 2018!

A pesar de los inconvenientes en la coreografía, el dúo recibió elogios del jurado. ¡Fijate!

Anoche el día de finalización del ritmo de homenajes en el Bailando 2018 y la primera pareja en salir a la pista fue la deLourdes Sánchez y Diego Ramos. El dúo salió al escenario dispuesto a romperla y lo logró con un emotivo homenaje a Freddie Mercury. Los famosos sufrieron algunos inconvenientes a la hora de realizar la performance pero eso no fue un impedimento para recibir el halago de los miembros del jurado.

El primero en iniciar la ronda de devoluciones fue Ángel de Brito: «Me encantó por un montón de razones. Pusieron muchas cosas y se pasó rapidísimo, fue dinámico», dijo el periodista con voto secreto. Luego, Laurita Fernández: «Lástima lo de la capa, quería que enganches la mano, pero lo supiste resolver, Diego. Tuvo la vida de Freddie, estuvo muy bien representado. Fue un show redondo, voy a dejar pasar por alto lo de la capa», expresó la blonda del jurado y calificó con un 10.

Más tarde, Florencia Peña se unió al comentario de sus compañeros y manifestó: «Se bailaron todo. Armaron una comedia musical y Diego es la primera vez que sos el protagonista. Hoy estuvo el actor, se te trabó la capa y no importó, te la envolviste», agregó la actriz y puso la nota perfecta, 10.  Para cerrar la ronda, Marcelo Polino: «Me gustó mucho, un lujo. Lástima la capa. Lástima la pantalla maldita. Voy a tener que bajar un poquito por esas desprolijidades», manifestó el conductor y periodista de Los especialistas del show y calificó a la pareja con un 9.

Lourdes y Diego casi lograron la perfección, 29 puntos consiguieron y se ubicaron en el segundo lugar de la tabla de posiciones. Por otro lado, en la parte baja de la lista, aparece el dúo más joven del certamen de baile conducido por Marcelo Tinelli, Julián Serrano y Sofi Morandi, con apenas 9 puntos, ya que la coreografía de ellos no convenció al jurado y recibieron la desaprobación unánime de los miembros del estrado.