Murió Russel Kirsch, el creador del píxel y la primera imagen digital

En 1957 produjo una pequeña imagen de 5×5 centímetros y 176 píxeles de su hijo, con la que hizo historia.

El científico informático estadounidense Russel Kirsch, conocido por ser el creador del píxel y de la primera imagen digital de lo historia -décadas antes de que existieran cámaras digitales- murió a los 91 años.

En 1957, cuando trabaja en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (actualmente conocido como NIST), Kirsch produjo una pequeña imagen de 5×5 centímetros y 176 píxeles de su hijo cuando aún era un bebé, que se considera la primera imagen digital de la historia.

Según NIST, esta imagen digital fue «el origen de las imágenes por satélite, los escáneres, los códigos de barras en los paquetes, la edición, la fotografía digital y en conjunto de otras tecnologías de imagen».

Kirsch trabajó con la primera computadora programable de Estados Unidos, la Standards Eastern Automatic Computer (SEAC), que fue creada en 1950. Pero recién en 1957 con su equipo empezaron a experimentar con imágenes digitales, una investigación única en esa época. Cabe recordar que la SEAC era revolucionaria: ocupaba una habitación entera y estaba pensada para varios trabajos, incluyendo logística de la Fuerza Aérea, cómputos vinculados a la bomba de hidrógeno y también trabajos de cuentas de números de Seguridad Social.

Justo ese año el científico se había convertido en padre, por lo que llevó una foto de su bebé de tres meses al laboratorio para probar un nuevo escáner de tambor en el que estaban trabajando. La primera fotografía digital de la historia tenía 176 por 176 píxeles. Con ella, Kirsch y su equipo, incluidos Leonard Cahn, Chuck Ray y Genevieve Urban, habían inventado lo que se conocería como píxel.

Kirsch estaba en la foto original, sosteniendo a su bebé en brazos, pero la imagen completa tenía demasiada información para que la computadora pueda procesarla. Por eso el científico «cortó» una pequeña parte, incluyendo solamente la cara de su hijo. Esa imagen fue incluida en un ranking de la revista Life como una de las «100 fotografías que cambiaron el mundo«.