Ocho postres saludables y otros cinco para ganar masa muscular

Ordenar el momento dulce del día es fundamental para saciar el hambre sin descontrol. Una nutricionista deportiva da sus listados de «permitidos» para no engordar o para activarse en lo deportivo.

Con los ingredientes correctos, se pueden elaborar unos ricos postres saludables. La clave está en evitar los alimentos procesados y el azúcar blanca refinada. Y volcarse por opciones integrales y de origen vegetal.

«Si una persona está haciendo un plan de alimentación para descenso de peso, va a estar realizando un déficit calórico y quizás la comida principal, almuerzo o cena, sea una porción menor a la que está acostumbrado y agregar un postre ayuda a saciarse», considera la licenciada Martina Alonso (M.N. 8.643), especialista en nutrición deportiva.

Para lograrlo, compartió la siguiente:

Ocho postres bajos en calorías

1- Fruta fresca

2- Ensalada de fruta

3- Fruta cocida (en compota, asada)

4- Gelatina con trozos de frutas

5- Gelatina dietética con yogur descremado

6- Helado casero de fruta con agua o leche descremada

7- Frutillas con “crema” (se realiza con queso crema descremado, edulcorante y extracto de vainilla)

8- Postre de leche descremada (se mezcla con harina de maíz, gotitas de vainilla y edulcorante)

«En cambio, si el objetivo es aumentar de peso o masa muscular, lo que se necesita es un superávit calórico y el postre puede ser el mismo en cuanto a fruta y demás, pero también se pueden agregar otras opciones», señala la nutricionista y comparte esta lista:

Cinco postres para aumentar de peso o ganar masa muscular

1- Arroz con leche

2- Porridge de avena

3- Flan casero

4- Yogur con fruta

5- Trufas de avena, banana y mantequilla de maní

«Para el porridge de avena se coloca en una cacerola al fuego media taza de leche con tres cucharadas de avena. Se mezcla hasta que espese y se le puede agregar miel, azúcar, edulcorante o el endulzante que deseen y también canela para darle sabor», enseña Alonso.

Aclara que cualquiera sea el objetivo, es importante la selección de alimentos: cuantos menos ingredientes tenga, más natural va a ser; cuanto menos empaquetados se consuman, mejor.

«Aprender de nutrientes y asesorarse siempre por un profesional para saber cuál es el requerimiento adecuado es fundamental. Hoy en día, todo el mundo ‘sabe’ de alimentos y de nutrición y hay muchas dietas dando vueltas. Quizás alguien, por apurado, la realiza, y termina empeorando la situación o simplemente no aprende a comer», advierte la nutricionista.