Ola de calor: las altas temperaturas causaron la muerte de dos personas en España

El incesante calor generado en el oeste del continente europeo empezó como una simple advertencia hace una semana, pero este miércoles se desató un incendio de grandes proporciones que dejó miles de hectáreas calcinadas y animales muertos. Las temperaturas en esta región han alcanzado un récord absoluto en países como Francia, donde el termómetro marcó 45,9°C. El verano apenas ha comenzado y los resultados ya son fatales

Por quinto día consecutivo los estragos de las altas temperaturas dejaron lamentables consecuencias. En España el calor fue tan elevado (40°C) que un joven de 17 años que se encontraba trabajando en el campo murió en la madrugada de este viernes por sufrir un “golpe de calor“. Según lo consignado por la agencia NA, la víctima se encontraba en una finca en la región de Córdoba (sur), cuando se descompuso al sentir “mareos”.

El joven intentó meterse en la piscina de la propiedad para refrescarse, pero esto no ayudó y al salir del agua comenzó a convulsionar. El gobierno andaluz precisó que fue ingresado al hospital Reina Sofía de la ciudad de Córdoba y allí falleció “después de ser sometido a una operación de recuperación cardíaca”. Otra persona también perdió la vida debido a las altas temperaturas.

En este caso fue un anciano de 93 años que se desplomó por la alta temperatura que sintió mientras caminaba en el centro de Valladolid (noroeste). Según declaraciones de la policía local a AFP, el hombre falleció de “muerte natural por golpe de calor”. El termómetro continuará subiendo este fin de semana. El fuerte verano no tiene piedad ni con las ciudades más frescas como Navarra, La Rioja, País Vasco y Aragón donde se sentirá fácilmente 40 grados. Las únicas zonas que se mantienen a salvo son Galicia y Asturias al noroeste del país.

Este miércoles un devastador incendio forestal arrasó con 6.500 hectáreas en la región Cataluña. El fuego se originó en el municipio catalán, Torre del Español. Bomberos y militares trabajaron toda la noche del jueves para lograr apagar las llamas que podrían haber acabado con 20.000 hectáreas más. Medios aéreos tuvieron que acudir al lugar para ayudar a apagar el incendio que fue causado por una mezcla entre la acumulación de estiércol de gallina en una granja y las elevadas temperaturas.

Francia, Italia y Alemania también han sido afectados por esta nueva ola de calor. Los franceses están sintiendo temperaturas más elevadas que las de aquel “verano asesino” del 2003, cuando 15.000 personas fallecieron a causa de esta “período canicular”. En el departamento de Gard, al sur, tuvieron que decretar la “alerta roja” por haber registrado 45,9 grados. El récord perteneció a agosto de aquel año cuando el termómetro marcó 44,1°C en esta misma región francesa.

El fuerte calor en Francia se extenderá “al menos hasta el inicio de la semana próxima”, indicó Météo-France. Ante esto, las autoridades locales aconsejaron a los padres de familia a que sus hijos no realicen actividades deportivas, puntualmente en los departamentos de Bouches-du-Rhône y el Vaucluse (sureste). En otra situación generada por la altas temperaturas, el gobierno francés lamentó la muerte de cuatro personas ahogadas en espacios no habilitados para bañarse. Ante esto exhortaron a la población a que acudan solamente a “lugares autorizados”.

Italia es otro de los países afectados. Medios italianos informaron que la elevada temperatura hizo que un obrero de 60 años muriera por el golpe de calor en Rimini (noroeste). Las personas en situación de calle y los ancianos son los más afectados cuando el termómetro sube. Un hombre sin hogar de 72 años fue hallado sin vida cerca de la estación de trenes de Milán por las mismas razones que las otras víctimas.