Petróleo ruso contaminado desata una crisis en Europa

Son 5.000 kilómetros de conductos que van desde Tatarstán (Rusia), pasan por Schwedt (noreste de Alemania) y llegan hasta Omishal (sur de Croacia). La caída de la Unión Soviética en 1991 no interrumpió el flujo de petróleo con estas vías. El oleoducto Druzhba se construyó en la década del 1960 para distribuir crudo a los países aliados en Europa del Este.

Ahora es inminente la paralización total de ese oleoducto tras detectar la contaminación de millones de barriles de petróleo ruso. Trascendió que el crudo adulterado con cloruros orgánicos. Esa compuesto puede dañar gravemente las refinerías y a altas temperaturas producen un gas venenoso. Así llegó a llegó a BielorrusiaAlemaniaHungríaPolonia República Checa.

Rusia es el segundo mayor exportador mundial y esta grave crisis ya cumple un mes. El primer cargamento de petróleo “sucio” se detectó en Bielorrusia. Después se informó poco a poco al resto de los países europeos. La estatal Rosneft ySurgutneftegas venden a través del oleoducto Druzhba o desde el puerto Ust-Luga, en el Báltico. Los envíos se bloquearon el 24 de abril, con la promesa de que la situación se regularizaría pronto. Pero aún persiste la suspensión. 

Transneft es el monopolio ruso de los oleoductos y de transporte de crudo. Los investigadores señalan señalan a esa empresa como la responsable de la contaminación. Creen que robaron combustible y lo mezclaron con otro. Hay cuatro detenidos. La contaminación alcanzó unos 36,7 millones de barriles, según fuentes del sector. Hay indicios de que el fraude es más grande.

Los cloruros orgánicos sirven para estimular la extracción de petróleo en los pozos y acelerar su flujo, pero debe limpiarse antes de enviarlo a los clientes. Transneft no permite más de 10 partes por millón de ese compuesto químico. Sin embargo, los niveles detectados llegaron a los 330.

Transneft recibe el crudo de los productores y lo canaliza para el transporte. Analiza la presencia de cloruros cada 10 días, pero todo apunta que se no hizo esa inspección. La crisis hace ventilar las tensiones políticas con países afectados como Polonia, que debió utilizar sus reservas de petróleo de emergencia. En Alemania cerraron la planta de Leuna.

Algunas refinerías holandesas redujeron su funcionamiento. La refinería checa Unipetrol comenzó a extraer el segundo lote de un préstamo de emergencia de crudo de las reservas estatales. El impacto de las sanciones de Estados Unidos a Irán Venezuela provoca la reducción de las exportaciones de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y agraba la crisis de crudo pesado de calidad.

Además baja la producción rusa. En las primeras tres semanas de mayo cayó a 11.126 millones de barriles por día (bpd), por debajo del nivel de 11.180 millones acordado de manera global entre la OPEP y sus aliados. Los analistas señalan que lo ocurrido con el combustible adulterado puede provocar picos regionales. Eso significa que el precio subirá.