Por la cuarentena, nacen las ferias de frutas y verduras de venta online

Los productores frutihortícolas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) intentan ingeniárselas para vender sus productos en medio de la cuarentena. Preocupados por mantener su actividad, vieron a internet como un nuevo canal para ofrecer sus cosechas. Fue así que nacieron las ferias de venta online, que reemplazaron a las tradicionales callejeras. También cobraron fuerza los envíos de bolsones de frutas y verduras a domicilio.

La publicación Sobre la tierra, de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), analiza este fenómeno nacido del aislamiento. Según explicó, la casa de estudios realizó un relevamiento para conocer la situación de los productores. La intención del sondeo era ayudarlos a fortalecer redes que faciliten la venta directa a precios justos. “Se resolvió realizar entregas puerta a puerta de bolsones con verdura de estación, de transición agroecológica“, indicó. 

La decisión de optar por el circuito online surgió por el cierre de las tradicionales ferias callejeras. Además sirvió de impuso el aumento de la demanda de productos frutihortícolas por la pandemia de coronavirus. Este incremento se debe a que las hortalizas son indispensables para reforzar el sistema inmunológico. La alternativa que diseñó la FAUBA consistió en trasladar la Feria de Productor al Consumidor al ámbito digital.

María Marta Bunge, codirectora del Programa AMBA, aseguró que la cuarentena “visibilizó la necesidad de articularnos y está ayudando a fortalecer la redes”. “Nuestro objetivo es acompañar a pequeños productores para que produzcan alimentos sanos“, afirmó. También se busca que puedan vender sus productos “sin la intermediación de las grandes cadenas de supermercados”.

Entregas puerta a puerta

El cierre de las ferias volvió necesario entregar las frutas y verduras a través de un servicio puerta a puerta. “Un reparto de 250 bolsones lleva un día entero, cuando en la Feria de la FAUBA podían vender sus productos en una mañana. Cambia la logística, el tiempo y el costo, por el combustible. Todo esto hace que los horticultores tengan disponible mucha verdura de estación, pero que no la estén logrando colocar”, explicó Bunge.

El Programa de Extensión en el AMBA fortaleció el Bolsón Soberano, una iniciativa que apunta a una transición de la horticultura a la agroecología. Las verduras cosechadas bajo esta modalidad, en épocas habituales, se venden en el predio de la FAUBA. Sin embargo, con el inicio de la cuarentena, pasaron a ser enviadas a domicilio. En la última semana, se entregaron 212 bolsones de 7 kilos cada uno. “La demanda es muy alta porque el precio es más accesible que el que se vende en las verdulerías”, señaló Bunge.