Se viene una nueva pick up “anti Fiat Toro”: cómo será y qué chances tiene de llegar a la Argentina

Se producirá en serie a partir del año que viene.

El mercado de pick ups sigue en alza en distintas partes del mundo y por eso cada vez más automotrices deciden incursionar en segmentos donde no tenían presencia. Una de ellas es Hyundai, que está preparando una nueva chata compacta.

La pick up compacta de Hyundai competirá en la categoría que se ubica entre los modelos más chicos, tipo Volkswagen Saveiro y Fiat Strada, y los medianos, tipo Toyota Hilux y Volkswagen Amarok. Esto significa que competirá contra la Fiat Toro y la Renault Duster Oroch, y a futuro contra las chatas que Ford y Chevrolet preparan para este segmento.

El nombre elegido por Hyundai para esta pick up es Santa Cruz, tal cual se denominó el prototipo que anticipó el desarrollo varios años atrás. Está confirmado que se producirá en los Estados Unidos a partir de 2021, en la misma planta que los Santa Fe, Sonata y Elantra.

Tendrá carrocería autoportante (no de chasis de largueros, como la mayoría de las medianas) y estará desarrollada a partir de la plataforma del Tucson. Si bien no es oficial, se estima que contará con versiones de tracción total como estándar.

Por compartir plataforma con la Tucson, se estima que también tendrá rasgos de diseño estéticos muy similares al SUV, que acaba de presentar su nueva generación. Tal es así que de este modelo podría copiar prácticamente la trompa completa, tal cual muestra la proyección del portal Motor1.

Por ahora, Hyundai no reveló imágenes oficiales. Lo único que se conoce de la Santa Cruz es una foto que se filtró en mayo. En esa imagen, se observa al esqueleto de la pick up en el complejo industrial en el que está siendo desarrollada. La fotografió un operario de la planta, por supuesto sin autorización de la automotriz.

¿Llegará al mercado argentino?

Al producirse en Estados Unidos, Hyundai se libera del impuesto de importación del 25 por ciento que castiga a las pick ups extranjeras en ese mercado, a la vez que queda en desventaja para venderla en la Argentina.

Actualmente, los modelos que llegan importados de los Estados Unidos tributan un 35 por ciento por “extrazona”. Distinto hubiera sido si, como se analizó en algún momento, México era elegido para fabricarla. Con ese país está vigente un acuerdo de comercio bilateral (con cupo) y sus autos no pagan impuestos “extras” a nivel local.

Hasta el momento, Hyundai no confirmó si la Santa Cruz llegará al mercado argentino para competir con las pick ups intermedias regionales.