“Secreto de Estado”: Rusia en silencio sobre el incendio de un submarino

zzzzinte1A picture taken on July 2, 2019, shows an unidentified submarine in the city of Severomorsk, in Russia. - Fourteen Russian seamen have died in a fire on a deep-water research submersible, Russia's defence ministry said on July 2, 2019. (Photo by Kseniya GAPONKO / AFP)zzzz

Este martes se conoció la noticia del incendio en un submarino ruso en el mar de Barents. Aunque solo se pudo saber sobre la muerte de una parte de la tripulación (14), los detalles de lo ocurrido serán guardados y “no se harán públicos” por el régimen soviético. El misterio que rodea a este nuevo incidente que vuelve a perturbar a la marina soviética recuerda a la catástrofe que ocurrió con el sumergible “Kursk” en el año 2000.

Según lo consignado por la agencia NA, el Kremlin anunció que los pormenores de esta tragedia son un “secreto de Estado“. Lo único que se conoce es que de las 14 víctimas, siete de ellas son capitanes de primer rango (el más elevado en la marina) y murieron el lunes intoxicados por el mismo incendio. Según la versión oficial, se conoció que el misterioso submarino se encontraba realizando trabajos en el medio marino y en el fondo de los océanos.

El Gobierno de Rusia tampoco ha comunicado el nombre de la nave. Aunque, según medios de comunicación rusos podría tratarse del submarino nuclear “AS-12”, conocido como “Locharik”, por un personaje de dibujo animado soviético. Igualmente, informaron que se trataría de un sumergible preparado para operaciones especiales a gran profundidad. La información fue hecha pública este martes.

“No es una nave común, como lo sabemos se trata de una nave de investigación científica con una tripulación muy profesional”, fue lo poco que comunicó al respecto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Además, reclamó una investigación “para conocer las razones de esta tragedia”. Este miércoles, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo a los periodistas que la “información no puede hacerse pública en su totalidad”. Asimismo, considera que la decisión es “perfectamente normal” y “dentro de la ley de la Federación rusa”, según lo citado por la AFP.

“El estado mayor de las fuerzas armadas rusas dispone de una información completa sobre la tragedia”, añadió Peskov. Ahora, una nueva hipótesis surge: según los medios el submarino iba con una importante cantidad de oficiales de alto rango a bordo, lo que sugiere que la misión no haya sido ordinaria. El presidente soviético dio una orden para que se investigue todo lo relacionado a esta “tragedia”, por lo que le encargó este trabajo al ministro de Defensa Serguei Shoigu. El funcionario viajará al Ártico ruso (a la base donde pertenece la nave) para dirigir la pesquisa.

Según lo explicado por la marina rusa, el incendio se generó durante una “operación de recolección de datos” en el lecho marino. Asimismo, agregaron que el sumergible tiene base en la ciudad de Severomorsk, en la región de Murmansk, en el Ártico. El ministro de Defensa informó este miércoles que sobrevivió un civil “representante de la industria” y fue evacuado a una parte herméticamente aislada del submarino.

Este acontecimiento recuerda a la tragedia del submarino a propulsión nuclear “Kursk“, joya de la flota rusa, que se hundió el 12 de agosto de 2000, tras sufrir una explosión de uno de sus torpedos. La nave terminó a 110 metros de profundidad. 118 marinos murieron en aquella tragedia. Cuando ocurrió ese incidente, apenas empezaba el mandato de Putin. Los rusos consideran que ese accidente es la peor catástrofe sufrida por la marina soviética, y es una sombra que no ha abandonado el Kremlin, ni el mandato del actual presidente.