SENADO DE LA NACIÓN «Es irracional seguir apoyando el fracaso»

Cristina Kirchner habló sobre el tratamiento del Presupuesto 2019 y se preguntó: ‘¿No les parece que es hora de decir que lo que creían no existe?’.

«Es irracional seguir apoyando el fracaso«, aseguró Cristina Kirchner durante el tratamiento del Presupuesto 2019 en el Senado, donde criticó el proyecto que impulsa el Ejecutivo y se preguntó: «¿No les parece que es hora de decir que lo que creían no existe?». En ese sentido, la exmandataria pidió que realizaran una gran convocatoria con empresarios, industriales y referentes políticos, ya que, además de adelantar su rechazo, resaltó: «Con esto no se le hace un favor a la gobernabilidad y mucho menos a la sociedad argentina«.

Durante su participación en el debate de la Cámara alta, Kirchner criticó la política del déficit cero, la cual calificó como diseñada «destinada al pago de la deuda» y resaltó: “No estamos discutiendo una ley de Presupuesto: estamos ante planillas que fueron diseñadas para cumplir con el déficit cero, y bajo el título de déficit cero se esconde un dibujo destinado al pago de la deuda bajo la planificación del Fondo Monetario Internacional (FMI)”

Y continuó: «No estamos tratando la ley de presupuesto sino una ley de deficit cero, que se trato en el 2001, y que no tuvo ningún resultado exitoso, hubo experiencias en el mundo y no dieron resultado», al tiempo que recordó algunas naciones donde no hubo buenos resultados, entre las enumeró: Portugal, Paquistán y Grecia.

«No se conoce ninguna experiencia exitosa al aplicar el déficit cero. Hay un mal diagnóstico del gobierno de concebir al déficit fiscal como el gran problema de la Argentina, el gran problema es la restricción externa, la escasez de dólares para sostener la actividad el desarrollo y el crecimiento, además de una economía bimonetaria», afirmó, al tiempo que advirtió: «No tenemos un modelo de inserción internacional».

Más adelante, comparó la situación del déficit nacional con los de las naciones que participarán del G-20, al tiempo que advirtió: «No digo viva el déficit fiscal, pero puede ser un instrumento contracíclico en etapas de recesión», y resaltó: «Hay una gran fantasía de creer que a través de recursos naturales vamos a salir», siendo que para la senadora la «estrategia de concentrarnos en estos recursos es poco inteligente económicamente».

«Un presupuesto, en definitiva un gobierno, tiene que definir cuales son los instrumentos macroeconómicos con los cuales van a impulsar a la sociedad. Nosotros sostuvimos que a través de la demanda, aunque no como única herramienta, era un gran dispositivo para el desarrollo económico, por eso nuestros presupuestos eran expansivos», explicó.

Por lo cual, recordó un discurso que realizó Juan Domingo Perón “decía que es evidente que las recetas internacionales que nos han sugerido bajar la demanda para detener la inflación no condujeron sino a frenar el proceso y a mantener o a aumentar la inflación”. Incluso, enumeró que para combatir la inflación implementaron diferentes medidas, entre las cuales enumeró la baja en el gasto publico, la restricción del crédito, y las «tasas por las nubes que impiden y destruyen el crédito y que no pueden invertir, baja del salario real. Todo junto esta sucediendo hoy en la Argentina».

«Es importante entender que no se sale de la recesión ajustando el gasto publico, al contrario. Lo que vamos a hacer con este presupuesto es profundizar el sufrimiento de la sociedad argentina, y va a ser un sacrificio inútil. El problema es que todos los que hablamos en estas bancas, no somos los que nos sacrificamos. Ninguno tenemos autoridad moral para decirle a la gente que se sacrifique para salir adelante», admitió CFK y se preguntó: ¿»Nosotros nos vamos dirigir a la gente para decirle que se tiene que morir de hambre y no tener trabajo para tener un resultado? Todos sabemos que nos es asi. Es necesario tomar políticas publicas activas».

Además, se refirió a la situación de las Pymes, a las que calificó de «destruidas» y las grandes empresas, donde acusó: «Ustedes en el 2016, redujeron impuestos porque están convencidos que la economía se impulsa por la oferta y no por la demanda y creen que con eso van a venir a invertir». Incluso, resaltó que “estamos yendo por el peor camino” y avisó que la gestión de Cambiemos “va a dejar un país infinitamente peor que el que recibió”.

«Parece mentira que le hemos pedido 57 mil millones de dólares del FMI, ¿creen que la solución va a venir de ahí?», se preguntó, y agregó: «Si no quieren convocar a los que estaban antes, no importa, pero tienen que organizar algo, porque estos se va a tornar insostenible». «Nadie sabe como se va a hacer para pagar la deuda que han contraído y nadie sabe donde está, porque no está en mejores salarios u obras».

Por lo cual resaltó: «Esta todo devastado. ¿Donde fue toda la deuda que contrajeron?. Uno de los problemas en el tema de la inflación es que tenemos otro récord es el quinto país en la formación de activos externos», por lo cual destacó que «para acabar con la la cultura bimonetaria vamos a necesitar un gran acuerdo».

«Salvo a un sector, que no le dieron lo que quería, que era el impuesto a la ganancias y la paritaria, salvo a la CGT, el resto les dieron todo», afirmó al recordar la baja de los impuestos a algunos sectores, al tiempo que recordó la conferencia de prensa que se realizó el pasado 28 de diciembre de 2017 donde destacó que «cambiaron de un plumazo todas las variables haciendo quedar mal a todos los que votaron todas las variables».

Siendo que sentenció: «Es irracional es seguir apoyando el fracaso. Después de esto se va a votar aumento de impuestos. Van a terminar con una presión tributaria a la que teníamos 2015» y añadió: «¿No les parece que es hora de decir que lo que creían no existe y que se han destruido las cosas que estaban bien, y no se mejoraron las que estaban mal».

«Con esto (por la aprobación del presupuesto) no se le hace un favor a la gobernabilidad y mucho menos a la sociedad argentina. No creo que la gobernabilidad pase por esto. Por eso vamos a votar en contra», dijo en el tramo final y concluyó: «Es necesario replantearse las cosas y es el deber de la oposición representar una alternativa, la que nos lleva a votar en contra de esto».