Separan a 1.800 empleados públicos por no cumplir horario

En lo que va del año fueron desvinculados unos 5000 trabajadores para bajar el gasto. Se intensificaron los controles de asistencia.

obsesionado en su objetivo de bajar el gasto público, el Gobierno mantiene firme su política de reducir el plantel de empleados de la administración pública. En lo que va del año desvincularon a poco más de 5000 agentes, de los cuales 1800 decidieron renunciar porque con la instrumentación del nuevo sistema de control de asistencia se verificó que no cumplían con sus horarios de trabajo.

De todas formas, en el Gobierno estiman que difícilmente puedan incrementarse las medidas de reducción de personal en 2019 por tratarse de un año dominado por la campaña electoral.

En el Congreso, donde también se instalaron molinetes y aparatos biométricos de control, unos 500 empleados de ambas cámaras renunciaron o bien están bajo apercibimiento de las autoridades porque no cumplían con el horario estipulado, según publicó el diario La Nación.

Retiros voluntarios

Como el Poder Ejecutivo, tanto la Cámara de Diputados como el Senado llevaron adelante también una fuerte tarea de reducción del personal: solo este año el plantel se redujo en 1300 agentes, la mayor parte pertenecientes a la Cámara baja. La política de reducción de personal incluye también planes de retiros voluntarios y jubilaciones anticipada