Te mostramos los primeros jeans para el siglo 21

Lejos de los jeans pensados para obreros, éstos satisfacen las necesidades de hoy. Tienen genialidades como bolsillos de micro-fibra, para limpiar y proteger tu teléfono. O ideas brillantes, como un bolsillo de monedas un poco más grande, para que entren tus tarjetas de crédito, forrado con tela de bloqueo RFID y que así no te la clonen.

“El clásico jean de 5 bolsillos que todos conocemos, y el amor es realmente una pieza de tecnología del siglo XIX diseñada para trabajadores”, explica Doucet. “En lugar de centrarme en hacer cambios estéticos, quería actualizar la tecnología para adaptarnos a cómo trabajamos y vivimos hoy”.

Además, tiene una tira negra refractaria de 3M de 8 ″, que recorre la parte posterior central que hace que cuando vas en bicicleta, por ejemplo, alguien pueda verte de atrás. Por si fuera poco, es de máxima calidad y comodidad, porque está hecho con 12 oz. de mezclilla de orillo elástico de Kurabo, Japón.

Tan interesante es lo que se agregó a los jeans como lo que se quitó. Por ejemplo, los remaches, que fueron cruciales para reforzar los jeans en el pasado, ya no son necesarios, gracias a los avances en la tecnología de costura. “Las cosas decorativas simplemente ya no importan”, dice.