¿Tienes problemas con las orejas de tu perro? ¡Esto podría ayudarte!

Es importante aclarar que las orejas de tu perro, podrían ser propensas a alguna enfermedad. Por ello, es ideal que mantenerte atento a cualquier cambio de comportamiento de tu fiel amigo. Sus orejas siempre deben estar limpias y sin ninguna cerosa descarga gruesa de colo marrón o verde. Tampoco es normal que estén enrojecidas, o que posean algún olor inusual en ellas. Otra cosa que no es normal es la picazón, esto podría ser el efecto de alguna infección.

Un síntoma inequívoco podría ser que tu compañero comience a sacudir su cabeza más de lo normal, sostiene la cabeza hacia algún lado o se frota un lado de la cara contra cualquier superficie. Cabe destacar que los problemas graves de la orejas y las infecciones podrían desencadenar efectos más invasivos como la pérdida del equilibrio, aún así debes tomar en cuenta que este último síntoma no solo se debe a un problema de oído. En cualquier de los casos, es recomendable consultar con tu médico veterinario de confianza.

Posibles causas

En cuanto a las causas de estos problemas de oído en tu perro podrían ser muchas razones. Y muchas de ellas incluyen infecciones debidas a bacterias, hongos. También a parásitos como los ácaros en el oído, o cuerpos extraños como semillas de hierba. En última instancia, pero no imposible, se encuentra el crecimiento de algún tumor, de ser el caso, sería más fácil de reconocer a simple vista. Es importante resaltar que la forma del oído de los canes contribuye a las infecciones, pues sus canales son largos y en forma de L.

Tratamientos

En cuanto al tratamiento de las infecciones, podrían ser tratados en muchos casos de manera relativamente rápida y con un final exitoso, pero en ocasiones y dependiendo de la patología podría necesitar un tratamiento regular e intermitente. Esto lo podrá determinar el especialista, lo que está en tus manos es minimizar la aparición de infecciones, con la sencilla acción de mantener limpias sus orejas, y de verificarlas regularmente.

Pese a que el buen cuidado de tu mascota, podría prevenir muchas enfermedades, es importante acotar que hay condiciones que no podrás frenar, como por ejemplo la sordera, cuya patología podría ser motivo de diversas causas. Aunque no hay demasiado de qué preocuparse, pues los perros son tan inteligentes que se las arreglan muy bien. Solo debes estar atento, cualquier cambio importante debe ser informado y de ser necesario atendido. Su calidad de vida depende de ti.