Tras desatar su furia en contra de Scooter Braun, así se siente Taylor Swift, ¡entérate!

Taylor Swift está en boca de toda la industria musical y no se trata por el lanzamiento de su video “Need to calm down”. Esta vez tiene una causa mayor: su pelea contra Scooter Braun y Scott Borchetta, quienes son socios y dueños de la disquera “Big Machine Records”. No solo eso, también son dueños de su catálogo de canciones. Pero luego de declararle públicamente la guerra a Braun, de 38 años, la rubia no se siente intimidada por las acusaciones y señalamientos en su contra.

De acuerdo a una publicación del medio E! Online Latino, un informante cercano a la cantante reveló que la estrella pop “no se arrepiente de declararle la guerra públicamente a Scooter Braun ni se siente atemorizada”. Esto abrió una pelea con dos bandos; Halsey, Cara Delevingne, Alessia Cara, Iggy Azalea y las hermanas HAIM son de esa legión de famosos que le dieron su apoyo a Swift. Mientras que Demi Lovato y Justin Bieber se declararon a favor del productor musical. A día de hoy forman parte de la plantilla de clientes de su casa discográfica SB Proyect.

Sin embargo, en el medio de esta historia también está Ariana Grande, otra de las apadrinadas por Braun. De acuerdo al portal E! News, no se ha pronunciado concretamente sobre Swift y Braun. Lo cierto es que sí eliminó de su cuenta oficial en Instagram una Storie en la que felicitaba al empresario por la compra de “Big Machine Records”. Este acto se presume como una muestra de apoyo para la rubia. Pero una fuente cercana al círculo de Grande habló con la revista Variety y aseguró que “ella está frustrada por lo sucedido” y desea comentar su opinión. 

En todo este dilema, Scott Borchetta se convirtió en el nuevo socio de Scooter Braun. A raíz de las controversiales declaraciones de Taylor Swift, Borchetta dio un paso al frente publicando en su página web un comunicado en el que contradice todo el discurso de Swift. Explicó que si intentó comunicarse con la estrella country para notificarle sobre la venta un día antes de hacerse efectiva. De hecho, también aseguró que el padre de la rubia tenía conocimiento de la compra desde hace un par de días.

Todo conllevó a que la prensa internacional se cuestionara si la artista estadounidense de verdad tenía conocimiento sobre la compra de su catálogo musical. Por otro lado, su equipo de trabajo admitió que su padre no logró estar al tanto de la compra, pues en el acuerdo de confidencialidad que su hija firmó no estipulaba que se les comunicara ningún detalle al respecto.